Morelia, Michoacán, a 11 de diciembre de 2020.- La Asamblea General de las Naciones Unidas designó cada 11 de diciembre como el Día Internacional de las Montañas, cuyo objetivo es sensibilizar sobre la importancia que tienen las montañas para la vida.

Ricardo Luna García, secretario de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial, recordó que desde el año 2003 se ha conmemorado esta fecha para destacar las oportunidades y los límites en el desarrollo de las montañas.

Este 2020, el lema de este día es “La biodiversidad de las montañas”, jornada que permite celebrar la alta diversidad biológica que hay en estos sitios, así como las amenazas por las cuales atraviesan algunas de estas montañas.

Cada montaña es única, por su topografía, zonas climáticas y otras condiciones que han propiciado que en ellas se mantenga un amplio espectro de formas de vida. Estos ecosistemas de montaña abarcan gran diversidad de especies tanto de fauna como de flora, muchas de ellas, endémicas de los sitios donde se ubican, debido principalmente a la topografía, altitud, pendiente y exposición.

Actualmente, factores como el cambio climático, prácticas agrícolas no sostenibles, tala y caza furtivas han impactado de forma negativa en la biodiversidad de las montañas. Sobre todo, los cambios de uso de suelo han acelerado la pérdida de biodiversidad, pero también una migración de especies que habitan en las montañas.

Hoy más que nunca se hace necesario que se reconozca como una prioridad a nivel internacional buscar una gestión sostenible de la biodiversidad que habita en las montañas, según la meta cuatro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 15 de la ONU, tiene que ver con la conservación de la vida en las montañas por su alta importancia mundial, recordó Ricardo Luna García.

Algunos puntos de importancia que destaca también la ONU sobre las montañas, es que entre un 15 y 20% del turismo en el mundo es de montaña; cubren un 22% de la superficie de la Tierra; en el 56% de las reservas de la biósfera terrestre hay montañas; las montañas albergan el 13% de la población mundial; las montañas aportan el 60-80% del agua dulce en el mundo sin la cual el desarrollo sostenible, cuya meta es eliminar la pobreza y el hambre, no sería posible.

En Michoacán las montañas más altas son Pico de Tancítaro que es un Área Natural Protegida, Cerro de Patamban, en el municipio de Tangancícuaro, que recientemente fue certificado como Área Voluntaria para la Conservación y que la comunidad indígena resguarda, Cerro de San Andrés en el municipio de Hidalgo y Cerro El Campanario, Santuario de la Mariposa Monarca ubicado en Angangueo.