Gabriel Zamora, Mich. – Cientos de habitantes de colonias y comunidades del municipio de Gabriel Zamora, han estado padeciendo los estragos de la pandemia, como el desempleo y con ello la falta de ingresos familiares pero, además, a esta difícil situación se suma el dengue y el cólera, enfermedades frecuentes en la región de tierra caliente de Michoacán, en donde se ubica dicho municipio, lo que representa un problema grave para la población más vulnerable de la zona.

Al respecto, Xóchitl Domínguez Ramírez, líder del Movimiento Antorchista en la región manifestó que cada vez se incrementan los enfermos por la picadura del mosquito Aedes aegypti, portador del virus del dengue, debido a que no se fumigó a tiempo, pues las brigadas de salud encargadas de ello, anteriormente se integraban de entre 30 y 40 personas, sin embargo, por la contingencia sanitaria solamente 10 sindicalizados del centro de salud han trabajado, lo que no les permite fumigar frecuentemente, además de no contar con el insecticida específico para acabar con el vector.

“El centro de salud ubicado en la cabecera municipal no cuenta con lo necesario para la atención de los enfermos, y se encuentra rebasado; en días recientes, el médico que apoya en el DIF había atendido en un sólo día a 20 pacientes con dengue; lo cierto es, que nunca se puso atención al problema, pues el dengue se presentó desde hace 2 meses en la comunidad de Cajones y las autoridades no trabajaron a tiempo para evitar su propagación”, declaró la líder antorchista.

Además, dijo, las calles del municipio están en muy mal estado ahora por la temporada de lluvias, ya que se enlodan y es casi imposible pasar por ellas sin que un pie se hunda en el fango, y esto es factor importante para que el mosquito del dengue ponga sus huevos alrededor de los encharcamientos, favoreciendo su reproducción.

Expuso que los recortes a la salud por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador son un atentado contra la vida de los más pobres de este país: “hemos visto en los medios de comunicación escenas tan tristes de madres y padres enojados, desesperados porque sus hijos con cáncer no tienen los medicamentos para su tratamiento, además de la poca capacidad del sistema de salud para poder atender a los contagiados por Covid-19 y todo no es culpa de los médicos sino del gobierno de la 4T que tiene la obligación de brindar los medios necesarios para el bienestar de los mexicanos, pero en cambio, finalizó Domínguez Ramírez, se enfoca en el avión presidencial.