Agosto 12 de 2020.-Comprometidos con la salud y el bienestar de la población de Queréndaro, se determinó cancelar la tradicional fiesta patronal que se realizaría el próximo 15 de agosto, con el objetivo de disminuir los riesgos de contagios de COVID-19, anunció el presidente municipal, Edgar Oliver Barrera González.

Durante una reunión de trabajo, el alcalde, así como el Jefe de la Jurisdicción Sanitaria No. 1, Roberto Carlos Quevedo; el párroco de La Asunción, Rafael Juárez Ramírez; el inspector general y en representación de la Guardia Nacional, Francisco Javier Mercado Gamiño; y el director Regional de Seguridad Pública en el Estado, José Alberto Espinosa Sánchez; además del director de Desarrollo y Fortalecimiento Municipal, Gustavo Arias Garduño; la directora del Centro de Salud del municipio, Verónica Juárez, y el secretario del Ayuntamiento de Queréndaro, Luis Guillermo Fabián Amador, analizaron la viabilidad de no llevar a cabo dicha celebración, ante el incremento de contagios en el país.

Ante la presencia del Comité Municipal de Salud, se analizaron los riesgos de realizar la tradicional celebración en honor de la Virgen de La Asunción, patrona del pueblo de Queréndaro, en donde se coincidió que, en estos momentos, la prioridad es la salud de las y los querendarenses.

Ante esto, el presidente municipal señaló que se tomó una decisión responsable: cancelar dicha festividad, ya que, ante el incremento de contagios y muertes en el país, se deben redoblar los esfuerzos para poner a salvo a la población y romper la cadena de contagios.

Expuso que en la reunión, las autoridades estatales recomendaron cancelar dicha celebración, a lo cual se accedió, ya que lo primordial es la salud, y se deben evitar las aglomeraciones, en las que se pueda poner en riesgo a la ciudadanía.

Edgar Barrera señaló que en el municipio se han registrado diez casos de contagios y lamentablemente un deceso; por ende, se determinó no exponer a nadie del municipio ni a los visitantes, pues en estos momentos, y ante la gravedad de la contingencia sanitaria, se está priorizando la salud de todas y todos.

Coincidió en que la mejor opción es no bajar la guardia, a fin de romper la cadena de contagios y con ello, evitar más población afectada con el COVID-19, por lo que se continuarán tomando decisiones responsables, privilegiando la salud y bienestar de todos sus representados.

Detalló que de manera permanente, en el municipio de Queréndaro, se realizan acciones para informar a la población sobre las medidas preventivas a implementar en todo espacio, como es el uso del cubrebocas, la sana distancia, el lavado constante de manos y la supervisión a comercios para verificar que cumplan con las disposiciones.

A su vez, el párroco Rafael Juárez señaló que se apoyó la recomendación de las autoridades estatales y federales, ya que la salud es lo más importante y que las misas se realizarán, pero que serán apegadas a los protocolos establecidos y recomendados por las autoridades de salud, sólo que para ingresar al templo, será obligatorio el uso del cubrebocas y con capacidad de número de personas permitido en los distintos horarios.

Edgar Barrera pidió a la población su solidaridad para acatar esta medida, en la que se decidió cancelar los eventos masivos en la tradicional fiesta patronal.

Convocó a las y los querendarenses a cuidarse y proteger a quienes los rodean, a fin de evitar contagios y decesos, ya que la salud de cada uno es importante y para salir adelante en esta contingencia, se requiere de la solidaridad y apoyo de todos.

A su vez, el secretario del Ayuntamiento de Queréndaro, Luis Guillermo Fabián Amador, resaltó el compromiso de la autoridad municipal con la población y la salud de todos y llamó a respaldar este acuerdo que es por el bienestar de todas y todos.