Morelia, Mich. 16 Febrero 2020.– “El Movimiento Antorchista es hoy por hoy la organización popular más grande del país y sigue teniendo el mismo propósito que cuando inició, que es hacer que México se convierta en un país donde no haya pobreza, y para eso debemos gobernar, queremos, sabemos y podemos hacerlo”, fueron las palabras de Homero Aguirre Enríquez, vocero nacional del antorchismo ante cientos de equipos de trabajo antorchistas del regional occidente, conformado por los estados de Nayarit, Colima, Jalisco, Guanajuato y Michoacán, quienes se reunieron en el teatro “La Antorcha” de la ciudad de Morelia.

En esta concentración también estuvieron presentes, Omar Carreón Abud, integrante de la Dirección Nacional Antorchista, líder del Movimiento Antorchista en Michoacán, responsable del regional y diputado en el Congreso del estado; Osvaldo Ávila Tiscareño, líder en el estado de Zacatecas y responsable del trabajo popular antorchista en el regional occidente, así como los responsables de la misma área en los estados que conforman el regional antorchista.

Aguirre Enríquez explicó que el país y el mundo llevan 40 años viviendo en una realidad dominada por un sistema socioeconómico llamado neoliberalismo, que planteaba en su inicio que el gobierno no debía meter la mano en el rumbo de su país, sino los empresarios más poderosos, para ayudar a la gente más pobre a que dejara de serlo, a través de empleos; sin embargo, nada de eso ha sido verdad, por lo que la única forma de cambiar esta situación es haciendo que la riqueza generada por los trabajadores sea repartida de manera más equitativa, bajo un gobierno encabezado por el propio pueblo, que vele por sus intereses y no por los de la clase poderosa.

Además, dijo que ya han pasado 15 meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y en lugar de haber un cambio para los pobres, ha quitado los apoyos que ayudaban un poco a enfrentar la pobreza diaria que padecen, escudándose en que existía corrupción, dejando en el olvido todas las familias que esperaban un cambio con su llegada al poder.

“No hay obras públicas, hay un descenso en la industria de la construcción y eso ha generado más desempleo, es una situación en todos los municipios; cerraron guarderías, comedores comunitarios, no hay atención a la salud, y todo con el argumento de que hay corrupción en cada uno de estos rubros, eso es algo que debemos hacerle saber a la gente, educarla y prepararla para que se sume a la lucha de Antorcha”, externó.

Por esta razón, aseguró el vocero nacional, el Movimiento Antorchista ha estado luchando para poder crear su propio partido político, asegurando que mucha gente vive mejor gracias a la lucha de los antorchistas, sin embargo eso no ha representado que se detenga la pobreza: “en 40 años creció Antorcha, pero también creció la pobreza, por esa razón, el Maestro Aquiles Córdova Morán dijo a tiempo, hace cinco años, que formaríamos un partido político que tome el poder de México y que haga realidad el plan de cobrarle más impuestos a los que más tienen, de crear empleos de gastar en los sectores más empobrecidos… de acabar con la pobreza”, añadió.

Recalcó que a pesar de los obstáculos que ponga la gente en el poder para impedir la creación del partido antorchista, los mexicanos organizados no permitirán la intimidación ni las amenazas a sus líderes: “nosotros somos una organización madura, hecha y derecha, que ha pasado por etapas muy complicadas y complejas, sin embargo, no nos hemos echado para atrás, hemos dado la batalla con dignidad y tampoco vamos a dejarnos ahora.

Ante los ataques del gobierno de Puebla, encabezado por el morenista Miguel Ángel Barbosa para evitar la formación del partido político Movimiento Antorchista Poblano (MAP), Homero Aguirre anunció que se iniciará una lucha, de ser posible, nacional, pues se está violando el derecho de los ciudadanos de formar un partido que los represente, por lo que los antorchistas poblanos se manifestarán este 27 de febrero para defender sus libertades, invitando a ser parte de la lucha a través de las redes sociales, en sus equipos de trabajo; “que no se atrevan a violar la ley, porque vamos a llenar a Puebla de antorchistas y si no funciona, vamos a llenar el Zócalo”, finalizó.