Zacapu, Michoacán, a 22 de agosto de 2020.- Autoridades comunales de La Cofradía, en el municipio de Zacapu, refrendaron su disposición para que mil 200 hectáreas ubicadas en El Cerro Los Amoles, puedan ser consideradas para certificarse como Área Voluntaria para la Conservación.

Personal técnico de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial, Semaccdet, acudió a la comunidad donde se reunieron con sus autoridades a fin de realizar una revisión a la documentación que acredita la propiedad de las tierras para seguir con el proceso y hacer realidad el deseo de los habitantes que se preocupan por la preservación de sus recursos naturales.

Ricardo Luna García, titular de la Semaccdet reconoció a la comunidad de La Cofradía por su voluntad de establecer esta zona natural tan importante como Área Voluntaria para la Conservación; mencionó que los habitantes ya realizan actividades de preservación, restauración y conservación de los bosques en el sitio considerado de gran relevancia por los servicios ambientales que otorga a la región de Zacapu.

La Cofradía se suma a comunidades indígenas como Patamban en el municipio de Tangancícuaro y a Tingambato, en la demarcación del mismo nombre, que han mostrado su interés en que sus tierras heredades de generación en generación sean consideradas como parte del patrimonio natural de Michoacán, para que el Estado no pierda su rica biodiversidad, recordó el secretario de Medio Ambiente, Ricardo Luna.

Mencionó también que en Zacapu la Semaccdet mantiene diversos proyectos con otras comunidades indígenas, como el caso de Naranja de Tapia y Tarejero, donde se busca la conservación de cuerpos de agua y como parte de este seguimiento, se realizó el repoblamiento de peces con 25 mil crías de carpa.

El objetivo es controlar el crecimiento de plantas acuáticas, remoción de sedimentos y que, a su vez, las acciones emprendidas apoyen a habitantes de estas localidades, quienes se dedican a la pesca como parte de sus actividades económicas.