Morelia; Michoacán, 07 de junio de 2019.- El diputado Salvador Arvizu Cisneros, manifestó que la auditoría que se realizará al Congreso de Michoacán puede ser un arma de doble filo, aunque afirmó que espera que dicho ejercicio sirva para reivindicar el poder legislativo y esto sucederá siempre y cuando se brinde información clara, transparente y precisa.

El también Vicecoordinador del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (GPPT), añadió que espera que la auditoría que se llevará a cabo al Congreso de Michoacán no sea un acto simulación y que se entreguen resultados maquillados, por el contrario, que se busque transparentar los casi mil millones de pesos que se ejercen en el legislativo estatal año con año.

“En el pleno di mi voto de confianza para que se realice una fiscalización al Congreso de Michoacán por parte de la Auditoría Superior de Michoacán (ASM), pero quiero dejar claro que si detecto anomalías en el proceso de este ejercicio seré el primero en denunciarlo. En varias ocasiones lo he dicho y hoy lo reitero, no podemos seguir en la opacidad, en la simulación y en donde al final el que pierde es Michoacán”, dijo el legislador.

Arvizu Cisneros, dijo que no se debe descartar una auditoría externa al Congreso de Michoacán ya que esta podría arrojar resultados más objetivos y cercanos al manejo, uso y destino de los recursos del legislativo estatal.

Agregó que el tiempo en el que se ocultaba la información a la población debe terminar, puntualizó que la LXXIV Legislatura debe de marcar la pauta en materia de eficiencia en el gasto y sobre todo el transparente uso y manejo del presupuesto que año con año se ejerce.

“Tenemos la gran oportunidad de marcar la diferencia, ojalá y hago votos porque finalmente se dé a conocer a donde va a parar el dinero que ejercemos en el congreso y sus distintos órganos. Sabemos que la Auditoria Superior (de Michoacán) tiene deficiencias, pero confiamos en que tiene la capacidad de desarrollar de manera objetiva con esta acción”, concluyó Arvizu Cisneros.