La vacuna mexicana ‘Patria’ contra COVID-19 está lista para iniciar la investigación clínica con pacientes voluntarios humanos; si todo sale como esperamos, al final de este año sería puesta a disposición de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para su uso de emergencia, informó la directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla Roces.

Con el presidente Andrés Manuel López Obrador, la titular del Conacyt afirmó que este desarrollo es la base para recuperar la soberanía en la producción de vacunas, un aspecto estratégico para el país con perspectiva de beneficio público.

En conferencia de prensa matutina detalló que, en caso de tener éxito, permitirá ahorros económicos significativos respecto a la adquisición de vacunas en el exterior.

La inversión hasta este día es de 150 millones de pesos, de los cuales, 135 millones de pesos provienen del Conacyt y 15 millones de pesos de la alianza establecida con la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid) y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).