Tlalpujahua, Michoacán, a 7 de julio de 2020.- La Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial, Semaccdet, junto con el municipio de Tlalpujahua trabajan en un proyecto que además de preservar a las luciérnagas pueda generar turismo de naturaleza para beneficio de las comunidades y ejidos asentados en la zona donde habitan estos insectos.

Se pretende que este proyecto forme parte de una nueva Área Voluntaria de Conservación que podría certificarse este 2020. Personal técnico de la Semaccdet realizó un recorrido de campo a la zona que abarca los ejidos Los Remedios y Emiliano Zapata, así como las comunidades de El Llanito y San Joaquín de Morales, a fin de delimitar los polígonos que serán incluidos en dicha Área Natural Protegida, la cual comparte un régimen de propiedad ejidal, comunal y particular, informó Ricardo Luna García, titular de la Secretaria de Medio Ambiente del Estado.

En el recorrido estuvo presente el presidente municipal de Tlalpujahua, Salvador Tapia Hernández, comuneros, ejidatarios y la delegada regional de Turismo, Georgina Herrera Tello, quienes se mostraron a favor del trabajo conjunto con las autoridades estatales, no solo en el proyecto de conservación del fenómeno natural que representan las luciérnagas, sino también en establecer de manera formal una propuesta dentro del Plan de Manejo Ambiental que pueda generar beneficios económicos a la población de la zona al implementar diferentes servicios ambientales como el ecoturismo.

Actualmente existen proyectos con comunidades indígenas y ejidos de municipios como Tacámbaro y Tingambato para certificar como Área Voluntaria de Conservación sus tierras y que formen parte del Sistema Estatal de Áreas para la Conservación del Patrimonio Natural, que actualmente cuenta con 52 en toda la entidad.