Por si fuera poco, el gobierno del estado que encabeza SILVANO AUREOLES CONEJO, no solo debe de enfrentar la complicada problemática que significa la administración pública, cuyas aristas están en crisis casi permanente, pues la escasez de recursos económicos ya es un padecimiento endémico, ahora también, ante el evidente adelanto de “los tiempos” para el proceso electoral del 2018, tiene que enfrentar una severa crisis en sus relaciones con las diversas tribus que integran el Partido de la Revolución Democrática.

Los dirigentes de las más importantes tribus perredistas, con excepción de Foro Nuevo Sol, están enfrentados con el gobernador SILVANO AUREOLES, con quienes han tenido y tiene diferencias no superadas hasta el momento, a pesar de que SILVANO ha hecho esfuerzos por limar asperezas con las tribus.
Sí bien es cierto que la tribu más estridente en sus desacuerdos con SILVANO es el Frente Amplio Progresista que lidera el mini diputado FIDEL CALDERÓN TORREBLANCA, lo cierto es que la mayoría de las tribus perredistas también disienten del gobernador, pues han sido conocidos los exabruptos y desencuentros del senador RAÚL MORÓN ORÓZCO con SILVANO.

Estas dos tribus particularmente, han confirmado sus disensos con AUREOLES CONEJO cuando públicamente expresan sus simpatías por MANUEL ANDRÉS LÓPEZ OBRADOR para que sea el candidato de las izquierdas para el 2018, lo que infiere que no ven con agrado la posibilidad de que el candidato sea SILVANO.

Por otro lado, la tribu que más le disputa el poder político al interior del PRD al Foro Nuevo Sol en Michoacán, es sin duda alguna Alternativa Democrática Nacional que lidera el actual presidente del PRD en el Estado, CARLOS TORRES PIÑA.

Algo grave debió de suceder, pues era común la participación de TORRES PIÑA en el “Cuarto de Guerra” de SILVANO cuando la campaña, aun después de tomar posesión el asesoramiento y colaboración de TORRES PIÑA era evidente, sin embargo, reitero, algo grave debió de suceder, pues TORRES PIÑA fue marginado, realmente no sé sí voluntaria o involuntariamente del famoso “Cuarto de Guerra”, lo que significó el primer y grave síntoma del alejamiento entre el dirigente partidista y el gobernante.

El distanciamiento entre el gobernador y el dirigente del PRD en el estado, también se empezó a manifestar al interior del congreso del estado, donde el partido del sol azteca no tiene mayoría y necesita de las alianzas para poder sacar adelante los asuntos que al gobierno de AUREOLES CONEJO le interesan, sin embargo, también al interior de la bancada perredista están seriamente divididos, al extremo de que la tribu Foro Nuevo Sol no cuenta con mayoría de diputados, lo que les obliga a consensar todas las decisiones.

Uno de los capítulos que más han evidenciado la división de la bancada legislativa del sol azteca, ha sido la pretendida destitución del coordinador parlamentario JUAN PABLO PUEBLA ARÉVALO, pues trascendió que el mismísimo titular del ejecutivo “sugirió” a los diputados amarillos el cambio de coordinador, a consecuencia de su abierto proselitismo en favor de LÓPEZ OBRADOR, empero, la solidez de la alianza de facto entre el FAP del mini diputado FIDEL CALDERÓN y ADN de TORRES PIÑA, impidió que los deseos de Silvano se cumplieran y PUEBLA ARÉVALO sigue al frente de la fracción parlamentaria, pues resulta que de los 12 diputados que forman la fracción amarilla, seis obedecen al Foro Nuevo Sol y seis son parte de la alianza FAP-ADN, de suerte tal que los afines al titular del ejecutivo estatal no son suficientes para hacer que su voluntad se cumpla.

Es evidente que la permanencia de JUAN PABLO PUEBLA ARÉVALO está condicionada al transcurrir de unas cuantas semanas, pues tanto FIDEL CALDERÓN como CARLOS TORRES están conscientes de que PUEBLA se equivocó y que deberá asumir las consecuencias de su irresponsabilidad.

“SON DOS Y SE TOMAN JUNTOS”
Así rezaba un famoso comercial que describía con esa frase la interdependencia de un par de medicamentos. En nuestro estado, aun sin que quieran, las tribus que integran el Partido de la Revolución Democrática y el gobierno del estado, son y deben ser la misma cosa, el librito de la política establece con mucha precisión la interdependencia del gobernante y su partido, el que lo llevó al poder público, pero también el partido, tiene una muy ligada dependencia de su gobernante.

Ya apuntamos que los “tiempos” para el 18 se han adelantado, la efervescencia en todos los partidos es evidente y las escaramuzas entre la clase política son ya muy frecuentes, de manera que sin estar muy apegado a la ley, el proceso del 18 ya empezó.

En caso de Michoacán, sí el Partido de la Revolución Democrática quiere aspirar a la victoria electoral en el 18, tendrá desde ahora que instrumentar una verdadera operación cicatriz para que se logre la coincidencia de intereses, lo que coloquialmente se conoce como “la unidad”, pues sin ésta, el triunfo en las urnas lo celebrarán otras fuerzas políticas, menos las amarillas.

El PRD sin la fuerza y decisión de su gobernador para acompañarlo en la lucha electoral, tiene como destino el fracaso, pero también el gobierno del estado sin el acompañamiento y apoyo de su partido, aumenta en mucho el grado de dificultad para poder aterrizar los programas de gobierno y las grandes decisiones gubernamentales.

PRESUPUESTO DE EGRESOS Y LEY DE INGRESOS
Todas las consideraciones anteriores, deben de llevar a los perredistas en el poder público, a una seria reflexión, pues tiene la responsabilidad de gobernar y tratar de llevar a buen puerto al estado y su sociedad.

En lo que queda de este mes, el congreso del estado deberá de aprobar el presupuesto de egresos y la ley de ingresos del gobierno del estado y en esa empresa, los diputados del PRD llevan la carga de defender los intereses de su gobernador y en las comisiones respectivas, deberán de tener los mejores argumentos para convencer que lo planteado en esos proyectos de presupuesto y ley de ingresos, son lo mejor para los michoacanos, de ahí la importancia de las buenas relaciones entre los diputados amarillo y su gobernador.

LA “RENEGOCIACIÓN DE LA DEUDA”
Si bien es cierto que el paquete fiscal presentado por el titular del ejecutivo estatal al congreso del estado es una gran responsabilidad para los legisladores perredistas, también lo será el acompañar al gobernador AUREOLES CONEJO en su pretensión de “renegociar” casi 12 mil millones de deuda pública.

En sus exposición de motivos, SILVANO AUREOLES señala que para dar más flexibilidad en la programación de los pagos del servicio de la deuda y la deuda misma, se hace necesario disminuir la presión que esos pagos hacen sobre el gasto público, negociando un plazo mayor para su pago e intentar mejores tasa de interés, sin embargo, los diputados del PRI y de las demás fuerzas políticas en el congreso, han señalado que harán un análisis muy profundo de la propuesta del gobernador AUREOLES, pues puede “salir más caro el caldo que las albóndigas”, es decir, que los costos del nuevo financiamiento, -comisiones, y demás- comparado con el posible ahorro, pueden ser más caros.

LA URGENCIA, 3 MIL MILLONES DE PESOS
El párrafo quinto de la ley de Ingresos para el ejercicio fiscal 2016, aprobado por el Congreso del estado el pasado 30 de diciembre del 2015, dispone lo siguiente:

“El Estado de Michoacán podrá contratar obligaciones a corto plazo sin autorización de la Legislatura Local, siempre y cuando se cumplan las siguientes condiciones:

I. Que en todo momento, el saldo insoluto del monto principal de estas obligaciones a corto plazo no exceda del 6% de los ingresos totales aprobados en la presente Ley de Ingresos del Estado de Michoacán de Ocampo, sin incluir financiamiento neto durante el ejercicio fiscal correspondiente; y,

II. Las obligaciones a corto plazo deberán ser quirografarias.
Para dar cumplimiento a la contratación de las obligaciones a corto plazo bajo menores condiciones de mercado, la Secretaría de Finanzas y Administración deberá implementar un proceso competitivo con por lo menos dos instituciones financieras y obtener únicamente una oferta irrevocable.

Los recursos derivados de las obligaciones a corto plazo deberán ser destinados exclusivamente a cubrir necesidades de corto plazo, entendiendo dichas necesidades como insuficiencias de liquidez de carácter temporal.”

A partir de esta disposición legal aprobada por los diputados, el gobierno del estado ha adquirido créditos quirografarios por 3 mil millones de pesos, para hacer frente a las contingencias financieras del gasto público, sin embargo, la propia disposición legal obliga al gobierno estatal a pagarlas en el mismo año en que dispuso de ellos y contrató el crédito correspondiente, sin embargo, el gobierno estatal no tiene recursos con qué pagar tales créditos de corto plazo.

SOS AL CONGRESO
Independientemente de las causas, las finanzas del gobierno estatal están en terapia intensiva, requieren una cirugía mayor, pero para poder hacerla, necesita transfusiones financieras para poder conservarse en estado crítico, pero “estable”.

En ese sentido, para el gobierno estatal es importantísimo que el congreso del estado autorice la “renegociación” de la deuda, con el objeto de poder transformar los tres mil millones de pesos de deuda a corto plazo, en deuda de largo plazo. Así de simple.

Derivado de la importancia de la aprobación de la ley de ingresos, el presupuesto de egresos y la renegociación de la deuda, es que el ejecutivo del estado debe de realizar una urgente operación cicatriz con todos sus legisladores, por lo menos con las tribus que tienen diputados en el congreso, para con ello, pode enfrentar la delicada empresa que significará ganar la voluntad mayoritaria de los legisladores que integran el congreso del estado. Por eso han sido de graves consecuencias los disensos entre el gobierno y su partido.