Morelia, Michoacán, a 8 de marzo de 2021.- Utilizar abonos o fertilizantes provenientes de residuos orgánicos, no solo ayuda a la recuperación de los suelos, permite también fijar los nutrientes en ellos, como el carbono, además de ayudar a que las plantas y cultivos sean más nutritivos y saludables, al no contener restos de agentes químicos.

Estos fertilizantes orgánicos se obtienen a partir de procesos que se realizan en plantas de compostaje como la ubicada en el municipio de Morelia, Agroproductora “El Fraile”, la cual produce abonos mediante el procesamiento de materia igualmente orgánica que es desechada de industrias como la del papel.

“La idea es aprovechar parte de los residuos que genera la ciudad de Morelia que son bastante voluminosos, hablamos de unas 500, 600 toneladas de lo que es la fracción orgánica, todo lo que la ciudad y la agroindustria desecha, entonces nos dimos a la tarea de iniciar este proyecto aprovechando sobre todo desechos agroindustriales en la idea de darle un uso productivo a los materiales, aquí en promedio estamos recibiendo unas 120 toneladas de materiales a proceso”, mencionó el ingeniero Javier Ruiz Valencia, representante de la Agroproductora “El Fraile”.

Una vez que se realiza todo un proceso al material orgánico, este se puede utilizar en la producción agrícola, abundó Javier Ruiz, “es un uso agrícola, es un uso forestal, es un uso para jardinería, en general así son los usos que tiene este material, que podemos describir”.

Ricardo Luna García, secretario de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial, consideró que Michoacán requiere más proyectos sustentables como la planta de composteo, la cual recorrió para conocer las distintas etapas de trabajo que realizan con la materia orgánica para que pueda ser usada como abono.

Luna García recordó que usar este tipo de fertilizantes además de ayudar a contar con cultivos más sanos y frescos, repercute en la salud pública y ayudan a restaurar los suelos, ya que necesitan de materia orgánica para seguir produciendo con calidad.

“Un proyecto ambiental, de salud pública que están haciendo composteo a partir de residuos sólidos de manejo especial, gracias a este proyecto, estos residuos no va a contaminar a otros predios. Aquí se le da el manejo adecuado, aquí se le da la recepción que debe ser.  Se genera una composta libre de cualquier riesgo de contaminación, completamente inocuo y se puede utilizar para la producción de muchos cultivos y hasta jardines”, dijo el titular de la Semaccdet.

El secretario de Medio Ambiente reiteró a estos emprendedores el acompañamiento y asesoría de la Semaccdet y el gobierno del estado, encabezado por el gobernador Silvano Aureoles Conejo, para impulsar más proyectos como este, que permitan transitar hacia una sustentabilidad tanto en la producción de alimentos, como en el cuidado de los recursos naturales.