Morelia, Michoacán, a 22 de junio de 2021.- Este año se continúa con el desarrollo de infraestructura hidráulica para la Región Zacapu, en donde el Gobierno de Michoacán ha aplicado alrededor de 225 millones de pesos en los últimos 6 años, para lograr beneficiar a la población de Chilchota, Zacapu, Tlazazalca, Cherán, Purépero y Nahuatzen.

Con los proyectos actuales en la cabecera municipal de Tlazazalca para equipar un pozo profundo e instalar una línea de conducción, así como los implementados en Nahuatzen, referentes a la construcción de un sistema de agua potable en la colonia Emiliano Zapata y la rehabilitación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Comachuén, se siguen dando pasos certeros para que las y los habitantes de esta zona cuenten con mejores servicios básicos.

Ahí, la administración del Gobernador Silvano Aureoles Conejo invierte 7 millones 541 mil pesos para la realización de estas obras hídricas que ejecuta la Comisión Estatal del Agua y Gestión de Cuencas (CEAC) durante este 2021 y en el que se tienen contempladas más acciones que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas que habitan en estos municipios.

Sumado a lo anterior, a lo largo del sexenio la dependencia ha llevado a cabo otras 56 obras y acciones con un presupuesto superior a los 217 millones de pesos, mismos que han sido aportados por los tres niveles de gobierno.

Destaca, por ejemplo, el proyecto integral de Nahuatzen, en donde diversas comunidades del municipio tienen mejoras en sus redes de agua y alcantarillado, además de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) en la cabecera; con esto se ha favorecido también a Arantepacua, La Mojonera, Turícuaro, Sevina y Comachuén.

Lo mismo ha ocurrido en Cherán, en donde con más de 30 millones de pesos se han ejecutado obras como pozos, colector sanitario y sistema de agua potable, además de emisor, planta tratadora y Sistemas de Captación de Agua Pluvial.

En Tlazazalca también sobresale la terminación de una etapa de un sistema de saneamiento que este año se espera concluir en su totalidad, para contribuir al tratamiento de las descargas residuales y la reducción de la contaminación del medio ambiente.