Morelia, Michoacán, 15 de julio de 2020. Érik Juárez, un diputado comprometido con la propuesta, con mucha experiencia, de trabajo, en comisiones y en el pleno, un orador de esos naturales, de los que nacen con la palabra, de los que no perdían la fe, y de los que con su voz, no dejaba marchitar nuestras propias creencias, así fue nuestro amigo hasta el último instante, así lo recordó la diputada Miriam Tinoco Soto.
En el marco de la develación de una placa en memoria del diputado Érik Juárez Blanquet, en el patio principal del Poder Legislativo por parte de las y los diputados integrantes de la LXXIV legislatura y con la presencia de sus familiares, la legisladora local hizo uso de la tribuna para recordar al legislador, al compañero y amigo, fallecido el pasado 8 de marzo.
“Que sirva esta placa a manera de justicia, diputado,  por aquella que se te sigue negando, pero que aún exigimos, sirva para recordarte, no por lo que pensabas, sino por la fuerza y sabiduría que tuviste para expresar y ejecutar, precisamente aquello en que creías, sirva de ejemplo también al oficio de legislador y de político, y a quienes aspiran a serlo, y sirva sobre todo para nunca olvidar,  la última vez que nos vimos, paradójicamente, me enseñaste tú, justamente, que el camino nunca es la voracidad de los despojos, menos entre iguales”, aseguró.
La diputada Miriam Tinoco, señaló que Michoacán perdió un gran hijo, como ocurre ahora habitualmente, y por desgracia apenas uno de muchos y muchas que pierden la vida cobardemente, cuyo destino no  se puede sino sólo imaginar ahora.
De igual forma, las y los diputados locales rindieron un sentido homenaje y brindaron un minuto de aplausos en memoria de Juárez Blanquet, posterior a la debelación de la placa que lleva su nombre y que quedará para la posteridad en el Palacio del Poder Legislativo de Michoacán.