• 164 escuelas se encuentran en esta condición.

 

Michoacán, 01 de diciembre de 2016.- En el sector educativo estatal, según datos presentados por el Instituto de Infraestructura Educativa de Michoacán, con soporte en los reportes emitidos por la Secretaría de Educación en el Estado,  existen hasta el día de hoy 164 escuelas de las denominadas “de palitos”, que no han mostrado un avance de gran magnitud, como lo tenía proyectado el titular del poder ejecutivo, así lo mencionó la Diputada por el Partido del Trabajo, Brenda Fabiola Fraga Gutiérrez.

 

Expresó que de acuerdo a la comparecencia dada por la titular del IIFEEM, se puede deducir que difícilmente llegarán al mínimo proyectado como exitoso, que corresponde a la dignificación del 25% de los espacios educativos que la SEE marcó como prioridades, para antes del cierre de este año.

 

Fraga Gutiérrez recalcó que la realidad “del tan difundido programa ‘escuelas al 100’, no ha tenido ni tendrá el impacto a corto plazo de lo que de él se espera; ya que las escuelas construidas de lámina, cartón y madera, siguen siendo una realidad en las que miles de niños y niñas michoacanas intentan recibir educación, puesto que no es nada sencillo tomar una clase, ya sea bajo el calor inclemente, o frío congelador, dependiendo del horario, con polvo por doquier”.

 

La Diputada petista integrante de la Comisión de Educación en el Congreso estatal, expresó su completo rechazo al hecho de que la inversión programada para alcanzar la meta de construir y/o dignificación de centros escolares de trabajo, establezcan presupuestos de hasta 380 mil pesos por aula y por la construcción de baños se estén cotizando obras por 700 mil pesos, “es lamentablemente cómo en muchas dependencias estatales, las cuentas no son congruentes con la realidad, ya que la inversión mencionada no se ve reflejada en la calidad educativa de las instalaciones ya atendidas, con gasto excesivo”.

 

Fraga Gutiérrez, finalmente hizo un llamado a darle celeridad a la dignificación de las diferentes escuelas de palitos del nivel básico que comprende desde el preescolar hasta la secundaria; y buscar una vía para evitar que este sea un programa privatizador de la educación, como se ha puesto en la mesa por integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.