Por Vicente Estrada Torres

En los tiempos modernos que vivimos, nada tiene  de raro que se apliquen productos químicos, para atacar plagas y enfermedades que padecen los cultivos agropecuarios en nuestro país pero, cuando se aplican productos que han sido proscritos en otros países, por que resultan ser  veneno puro para las plantas y  animales,  incluyendo a los seres  humanos que habitamos la tierra y consumimos lo que se produce en ella  entonces la cosa cambia,  estos productos que no pueden ser utilizados en estos países que cuentan con verdaderos  órganos institucionales, como la FDA; EN LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMERICA,  dedicados a investigar el origen y los efectos de estos productos, atendidos por gente conocedora y capaz. Que actúa con total autonomía de la USDA. Los laboratorios internacionales  dedicados a producir y vender estos venenos,  que no quieren dejar de vender sus productos, siempre encuentran en nuestro país, tierra fértil para desplazar lo que en sus países no pueden aplicar con empresarios,  que al amparo de vacios legales, y funcionarios omisos que se dejan querer con tal de ganarse unos pesos extra a costa de lo que sea, entonces sucede lo peor,  esto generalmente recae en los mas jodidos, que empiezan a padecer enfermedades. Que el sector salud, poco hace por investigar, hasta que se convierte en un problema de salud pública.

Entonces  se quiere hacer  algo por remediar los males que se causan, pero y los hombres, mujeres,  niños y niñas que ya han sido afectados en su salud, por causa de estos mercaderes de la muerte, que sin importar a quien perjudican, compran y venden lo que sea,  si a esto nos encontramos con autoridades que  que lo permiten, entonces  estamos ante un problema mayúsculo  que se convierte en tragedia. Corregirlo le costarìa al gobierno, mucho dinero  y curar a los que queden vivos, porque a los que se fueron a gozar la gloria divina quien los podrá regresar, creo sin poder equivocarme, esta vez, nadie.

Todo lo relatado en el párrafo anterior,  viene a colación, porque en el consejo de desarrollo rural que se llevo a cabo, el martes pasado, se presento el Dr. Rafael  García Tinajero director en el estado de Michoacán de la COEPRIS,  y expuso un tema por demás escabroso, un tema que de no atenderse se convertirá en una verdadero problema de salud pública, por que en nuestro estado y en el país, se están aplicando agroquímicos altamente dañinos que contienen,  producto activo llamados NEONICOTINOIDES Y  GLIFOSFATOS, que ya está comprobado en el país vecino y en Europa, que son productos que pueden producir cáncer en los animales y  por consiguiente en el ser humano.

Obviamente  esto encendió los focos rojos en algunos de los ahí presentes, al grado que el secretario de SEDRUA, Lic. Francisco Huergo  inmediatamente propuso una reunión con los sistemas producto asistente, en el consejo, con los funcionarios de la Secretaria de Desarrollo Rural, la SAGARPA y la COEPRIS., Lo que avalo el delegado de la SAGARPA, el Ing. Jaime Rodríguez López. Pero a su servidor, le causo mucha preocupación, que un tema de esta magnitud, quedara simplemente un una invitación a reunirse posteriormente, cuando ya hay muchos casos de personas con cáncer en la región del Duero y en la cienega, además de la zona aguacatera, en los municipios de Peribàn, los Reyes, Tancitaro, y otros. Nos dimos a la tarea de investigar sobre el tema y  miren lo que resulto de la investigación:

Sector salud no ha hecho nada, más que hacer una presentación ante las audiencias, que se los permiten y solo queda en eso, en una presentación, sin resultado alguno, cuando ya debería estar cuando menos retirando del mercado, y haciendo una alerta general a la población que consume estos productos. Alimentos altamente consumidos por la población en general,  haciendo protocolos para que no se pueda  ofertar la venta  en establecimientos públicos, ni  permitir la importación de estos venenos, que se convierten en el enemigo público número uno, pero si la secretaria de salud y sus órganos encargados de atender estos problemas, se van a quedar en seguir haciendo presentaciones y juntas para platicar del tema, no  entendemos que hacen las autoridades para eliminar estos peligros que acechan a la población.

 

A raíz de la denuncia de un productor de miel de la Cienega de Chápala, cuyo nombre es Felipe García Avalos, apicultor de profesión, y representante del sistema producto miel, en el distrito de desarrollo rural de la cienega de chápala, por lo tanto conocido de Ricardo Luna secretario de en ese entonces SEMARNAC, y apicultor también,  acudió al consejo distrital de desarrollo rural, de ese distrito de desarrollo rural de la SAGARPA,  denunció que se estaban muriendo  muchos enjambres completos de abejas en esa región  y que ellos lo atribuían a que los agroquímicos que se estaban usando para combatir, el PULGON AMARILLO, eran los causantes de la mortandad de las abejas, pero los asistentes al consejo distrital lo batearon olímpicamente, entonces este productor acudió a las oficinas de la SAGARPA  y la SEDRUA en el estado, y los funcionarios que lo atendieron igualmente, le dieron el avión, entonces este productor acudió al CONSEJO ESTATAL DE ECOLOGIA, que lo preside el MVZ, GILBERTO LOPEZ GUSMAN, quien lo atendió y se procedió a hacer un  foro sobre el tema en la Universidad de la  Cienega, tengo entendido en sahuayo Michoacán,   procediendo a invitar a investigadores, académicos, diputados locales, que encabezan las comisiones, de salud,  medio ambiente, educación, puntos constitucionales, y otras, además de funcionarios de la SAGARPA, Y SEDRUA,  productores de granos básicos, pero invitando también a un investigador michoacano de talla internacional, reconocido a nivel mundial, que conoce sobremanera, el tema.

En el caso del congreso del estado,  asistieron únicamente  asesores de dos diputados, el asesor de la diputada Rosalía Miranda, y de Juan Manuel Figueroa Ceja, ante lo cual la asesora del dip. Figueroa Ceja, al ver la gravedad del tema opto por llamar al diputado y comentarle lo que se trato en el foro, ante lo cual el diputado se reunió con el presidente del COEECO, el MVZ Gilberto López Guzmán, y acordaron solicitarle al presidente de la mesa directiva del congreso,  subir al pleno un punto de acuerdo de pronta resolución, dada la gravedad de lo que está pasando, pues se tenía el reporte de hasta 200 intoxicaciones por mes solo en las municipios de la cienega  de chápala y el Duero.

Punto de acuerdo que se voto el día 3 de mayo  de 2017, en el pleno del congreso, donde se  solicita al titular del poder ejecutivo estatal, para que instruya al secretario de salud, para que en el ámbito de su competencia, prohíban la venta de productos químicos que contengan neonicotinoides y plaguicidas que se utilizan en la agricultura, toda vez que son substancias químicas de muy alto riesgo para la salud de la población, así mismo se implemente un proceso de certificación de buenas prácticas agrícolas, porque no existe en el estado un protocolo para estos menesteres , salvo el  federal pero que no se aplica, pues en este estado y en el país, solo se requieren unos cuantos requisitos para ser vendedor de agroquímicos, y la regulación es muy laxa.

Por lo tanto el que esto escribe, hace una atenta solicitud a los funcionarios de la federación y al ejecutivo estatal, a que se implemente un protocolo, para la autorización de venta de productos, químicos utilizados no solo, en la agricultura, si no en otros ámbitos de la población, pues el uso de productos químicos, contaminan los cuerpos de agua, los mantos freáticos, la tierra de cultivo,  y el aire que respiramos los seres vivos, y nos producen alergias y enfermedades que producen cáncer,  y que nazcan niños con  malformaciones ,  que se gestan en regiones donde se usan estos productos. Pero además les hago la formal invitación a la población que donde sepan que venden este tipo de productos los denuncien ante la autoridad, para que se tomen las medidas que el caso requiera. Porque también debemos ser parte de la solución de este grave problema de salud pública.

Pera terminar hubiera sido justo que se reconociera el trabajo en este caso del CONSEJO ESTATAL DE ECOLOGIA de nuestro estado,  porque salvo el dip. Figueroa Ceja, nadie más le reconoció este trabajo, a este consejo, pues la COEPRIS, lo presento como un trabajo de ese órgano, y creo que debe darse el honor a quien lo merece, así mismo el secretario de SEMACDET, consideró que debe de avocarse a que este tipo de problemas se puedan atender, con prontitud y eficacia, porque aunque no lo dicen, este es un asunto de contaminación en suelo, aire agua, y también es de su competencia, no solo a base de ocurrencias andar tumbando matas de aguacate, sin seguir ningún procedimiento administrativo y jurídico, que lo único que deja entrever es que se trabaja en base a ocurrencias del momento. Y no se respeta la presunción de inocencia, sino todo lo contrario. También en este caso intervienen los productores del oro verde. Pero se requiere, planear y actuar conforme a la ley. Pues se supone que vivimos en un estado de derecho. Oh no?

Y desde aquí un llamado a las instancias federal y estatal que aplican las políticas públicas en relación a la agricultura y ganadería, a que se implemente en el corto plazo las estrategias, para que no se apoye al contrario se castigue a los que contaminan, nuestro medio ambiente. Y causan estos males a la sociedad en aras de ganar dinero.