Por Hector Torres

Adela Alejandre Flores, expresó que como regidora, el trabajo más sobresaliente que realizó el año que está por fenecer es el relacionado con la salud, ya que es uno de los derechos que con justicia demanda la ciudadanía.

Todo es bueno, agregó, pero de qué sirve tener una ciudad, una ranchería o un pueblo iluminado si no se tiene salud, si está enfermo, “lo primordial es la salud, es el tesoro más grande que tenemos, esto es lo que hay que cuidar pues si hay una sociedad saludable todo va a estar bien”.

En este sentido, puntualizó que ha colaborado, y promovido, jornadas de limpieza, estar al pendiente de que los drenajes estén en buenas condiciones, abastecer de medicamentos al dispensario que ella misma creó, todo ello, resaltó, está íntimamente ligado con la salud.

Alejandre Flores destacó que ha trabajado en el mejoramiento del entorno de Capula y sus comunidades porque eso es esencial para promover un ambiente sano.

Asimismo, dijo que instaló un Comedor Comunitario en el que se atiende a 57 adultos mayores de manera permanente, “no es un banquete pero se les proporciona un alimento nutritivo”.

Reconoció que ha encontrado oposición de personas que no ven por el interés de la comunidad sino por el propio, pero, pese a ello, “contra viento y marea seguiré trabajando por Capula y su gente en lo que esté a mi alcance”.