Uruapan, Michoacán, a 29 de diciembre de 2020.- Tras detectar que en las zonas urbanas ubicadas en la periferia de Uruapan aún hay colonias donde las familias cocinan con fogones tradicionales, la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial, Semaccdet, entregó 8 estufas ecológicas, como parte del segundo ciclo de donaciones que se hicieron a las comunidades de la Meseta Purépecha.

Ricardo Luna García, titular de la Semaccdet, reconoció que las necesidades no solo se presentan en las localidades rurales, es por eso que a través del programa para la Disminución del Dióxido de Carbono se pudo apoyar con estas ecotecnias a habitantes de la colonia Linda Vista por medio de la Fundación Dar Amor y Esperanza A.C, que encabeza Juana Barrón.

“Esta fundación pugna por ayudar a familias de un sector altamente vulnerable, cuando se nos planteó esta entrega de inmediato dijimos que sí. Hoy estamos completando la entrega de 233 estufas ecológicas beneficiando a mil 30 personas, con un monto de 892 mil pesos. Para mí fue una gran sorpresa saber que en Uruapan en algunas colonias como Linda Vista, como la 28 de Octubre y otras más, todavía hay familias que preparan sus alimentos usando el fogón tradicional”.

Eudulia Sandoval Gómez, quien recibió una de las estufas, se dijo agradecida por el apoyo que el gobierno estatal le entregó a través de la Semaccdet, porque además de no contar con recursos económicos suficientes para la compra de leña, le interesa contribuir con el cuidado del medio ambiente, ya que las estufas reducen hasta en un 90 por ciento la emisión de gases dañinos a la atmósfera.

“De verdad es mucha la necesidad que tenemos y con esta estufa ahorraremos recursos y por eso les agradecemos la ayuda al secretario Ricardo Luna, de verdad que Dios pone a personas como ustedes que nos apoyan”, dijo la señora Eudulia Sandoval.

El secretario de Medio Ambiente recordó que las bondades de las estufas ecológicas no solo son en beneficio del medio ambiente, para contar con un aire más limpio, también inciden directamente en la salud de la población.

“Estas estufas no son para hacer picnic, son estufas para resolver un problema de salud dirigido principalmente a las mujeres, ya que son ellas quienes pasan el mayor tiempo dentro de las cocinas, aunque no sea privativo de los varones. Ese hollín que vemos en las paredes se acumula en las vías respiratorias y hoy más que nunca debemos atender el problema de salud para evitar otras enfermedades”.

Las estufas ecológicas logran economizar el consumo de leña hasta en un 75 por ciento, así se disminuye el gasto en este combustible y la tala local de las áreas naturales.