México, Ciudad de México, a 16 de febrero de 2021. La vacunación es de suma importancia para reducir contagios y la mortalidad por COVID-19 en el país, principalmente en población vulnerable, por ello es prioritario que las y los adultos mayores participen en esta estrategia y logremos regresar a la normalidad que todos anhelamos, afirmó el Director General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda.

Durante una entrevista, el titular del ISSSTE exhortó a la población a vacunarse. “Hacerlo
no sólo para beneficiarse uno, sino para quienes nos rodean, nuestros familiares, seres
queridos”.

Señaló que la vacunación contra el COVID-19 es un tema prioritario del Gobierno de
México, por ello se inició con el personal de salud que está en la primera línea de
combate, ahora a un grupo vulnerable como son las y los adultos mayores; enseguida a
quienes padecen enfermedades crónico-degenerativas hasta llegar al resto de población
que la requiere.

Ramírez Pineda especificó que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador,
ha instruido a reforzar la Política Nacional de Vacunación para asegurar su aplicación en
toda la población. Por ello, mantendrá la estrategia planteada para suministrar las dosis
de acuerdo con el grado de vulnerabilidad y paulatinamente regresar a la normalidad,
puntualizó.

Hasta el momento el Gobierno de México ha hecho acuerdos con diferentes
farmacéuticas para asegurar las vacunas; debemos entender que cada una pasa por un
proceso de producción, seguridad, distribución.

Detalló que este martes 16 de febrero se restauró la distribución de vacunas por parte de
la farmacéutica Pfizer, las cuales están destinadas para la segunda dosis de las y los
médicos que combaten la pandemia.

Afortunadamente, se ha comprobado que la segunda dosis se puede poner hasta 45 días
después de la primera, por lo que está garantizado que las y los trabajadores de la salud
reciban su vacuna faltante.

Asimismo, el domingo 14 de febrero, se recibieron 870 mil vacunas de AstraZeneca, que
se distribuyeron a 333 municipios marginados en el país, para beneficio de las y los
adultos mayores a quienes se les dificulta acercarse a una unidad médica. Se estima que
para finales de marzo o principios de abril, ya se hayan vacunado a 15 millones de adultos
mayores.

Recordó que el proceso de vacunación está controlado por brigadas conformadas por 10
personas adscritas a las secretarías de la Defensa Nacional (SEDENA) y Marina (SEMAR), el
sector salud, así como vacunadores voluntarios y servidores de la nación. Ellos tienen el
propósito de organizar y aplicar las dosis correspondientes.

Puntualizó que a pesar de que continúa el proceso de vacunación en México, es de suma
importancia no bajar la guardia ante los protocolos de seguridad; utilizar cubreboca, no
salir si no es necesario, respetar la sana distancia y el lavado de manos constante.