Cuernavaca, Morelos, 1° de octubre de 2021.- “Estamos procurando resarcir el daño que ocasionó la llamada reforma energética y tener control de los precios de los energéticos para que no se afecte la economía popular, y esto significa el fortalecer a empresas públicas como la Comisión Federal de Electricidad”.

Así lo dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador tras anunciar que ayer envió al Congreso de la Unión la iniciativa de reforma en materia eléctrica para garantizar precios justos para todos los mexicanos y cumplir el compromiso de no aumentarlos por arriba de la inflación.

“No significa nacionalizar ni estatizar. Significa darle su lugar a la CFE, porque se decide en esta iniciativa que la CFE va a tener el 54 por ciento del mercado y el 46 se va a conservar para las empresas particulares, que haya una verdadera competencia.”

El primer mandatario recordó que los expresidentes Lázaro Cárdenas del Río y Adolfo López Mateos impulsaron la industria eléctrica nacional en beneficio del pueblo, y señaló que fue la propia Comisión Federal de Electricidad quien restableció el servicio en pocos días durante el apagón sucedido a raíz de las heladas de febrero pasado, ya que controla todas las líneas de transmisión:

“… lo que no sucede en Texas, donde todas las líneas están privatizadas, no hay un sistema nacional, que fue lo que se construyó a lo largo de nuestra historia.”

En diálogo matutino con medios desde la capital morelense, informó que la iniciativa de reforma también establece que la explotación de litio en territorio nacional será facultad exclusiva del Estado:

“El litio que hay en el subsuelo, todo el mineral de litio que hay en el subsuelo de la patria, de nuestro territorio, es de los mexicanos, de la nación.”

El secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, detalló que ayer el Ejecutivo federal presentó a la Cámara de Diputados la iniciativa de reforma constitucional que modifica los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución y nueve artículos transitorios para garantizar energía eléctrica para todos los mexicanos a mejores precios.

Destacó que, con la iniciativa, la CFE será un organismo con personalidad jurídica y patrimonio propio que pertenece al Estado; además, desaparecen sus filiales o subsidiarias, quedando la CFE como única responsable de la generación, distribución y administración de la energía eléctrica. Igualmente:

“La CFE será la encargada de producir y despachar el 56 por ciento de la energía que se genera en el país, pudiendo el sector privado participar hasta en un 46 por ciento.”

Agregó que la iniciativa incluye la desaparición de contratos de abastecimiento por no estar relacionados con la producción de energía eléctrica, así como las sociedades de autoconsumo que beneficiaban a las grandes cadenas comerciales.

Asimismo, desaparecen la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Comisión Reguladora de la Energía (CRE), creados para acotar las funciones de la CFE; el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), responsable de garantizar el despacho y tarifas del sector eléctrico nacional, pasa a formar parte de la CFE.

“Ya no estaremos sujetos, como hasta hoy, a que los intereses privados sean los que fijen las tarifas, los que despachen la energía y los que utilicen si ningún costo para ellos toda la red eléctrica nacional, que fue construida durante muchos años por el Estado mexicano y que debía ser administrada por la CFE; sin embargo, la mal llamada reforma energética le quitó esa facultad que a partir de ahora recupera esa función y será nuevamente la encargada de administrar la red de transmisión eléctrica.”

Por lo que respecta a minerales estratégicos, el titular de Segob informó que el litio no será concesionado:

“Será el Estado el que intervendrá en la exploración y en la producción de estos minerales considerados como estratégicos. Las concesiones que hayan sido otorgadas para la explotación de otros minerales como el oro, la plata, el cobre, permanecen, nada más que ninguna de esas concesiones será utilizada para la explotación y la producción de litio.”

Precisó que hasta el momento existen ocho concesiones otorgadas para explotación de litio y se mantendrán vigentes una vez que acrediten ante la Secretaría de Energía (Sener) y ante la CFE haber iniciado el proceso de exploración “y que están en los términos previstos para empezar la producción”.