Chilchota, Mich. – En el municipio de Chilchota, ubicado en la región de la Cañada de los Once Pueblos, el 55 por ciento de la población se emplea en el campo y en el comercio informal, motivo por el que actualmente están padeciendo la falta de ingresos al haber perdido sus empleos por la de la pandemia; así lo dio a conocer Leticia Arroyo Vilches, líder del antorchismo en la región.

Informó que la crisis sanitaria comienza a afectar directamente a los habitantes que se dedican a las labores mencionadas, debido a que solo el 40 por ciento está trabajando y el porcentaje cada día sigue disminuyendo: “los jornaleros están siendo despedidos y los que laboran lo hacen sin las medidas sanitarias que se requieren por falta de cuidado de los patrones; a los comerciantes les están cerrando las puertas en otros municipios para que puedan seguir vendiendo sus cosas”, mencionó la líder antorchista.

Arroyo Vilches expuso que en lo que va de la contingencia no se ha logrado obtener algún apoyo por parte de los gobiernos, a pesar de que se ha estado gestionando en el ayuntamiento y se ha hecho una campaña nacional para que el gobierno federal atienda la pobreza agudizada ahora en la cuarentena.

“En el ayuntamiento no nos atienden, argumentan que no tienen tiempo de recibirnos, ni siquiera se hace un esfuerzo por agendarnos una cita. A pesar de ello, seguiremos en nuestra lucha, porque ante la falta de empleo, las familias carecen los alimentos, algo que sabemos no es benéfico”, señaló la líder antorchista.

Leticia Arroyo finalizó diciendo que “el Movimiento Antorchista Nacional está trabajando y exigiendo al gobierno federal para que implemente un programa nacional de distribución de alimentos, el cual beneficie a todo el pueblo pobre trabajador, quien es el que más ha sido afectado durante la pandemia”.