Etelberto Cruz Loeza.

1° CONTAGIOS CONTINÚAN IMPARABLES. – Cuando usted lea estas líneas la pandemia COVID-19, seguirá su camino apocalíptico en todo el mundo y, particularmente, en nuestro país, donde los contagios, con un ritmo inédito superior a 21,000 DIARIOS –  están a menos de 40,000 para llegar a los 3 millones y los decesos se acercarán a los 250,000.  Estos datos numéricos, fríos e impersonales, apartidistas, indican, muestran que, pese a todas las palabras y dichos e imágenes y, también, a los otros datos, la política pública nacional en materia de salud del gobierno de la República es improductiva; que la determinación de no aceptar la participación del máximo órgano constitucional para enfrentar y establecer las políticas en esta materia – de salud – es el Consejo Nacional de Salud Pública, está equivocada. Esa autoridad, ese ente el que debe llevar la dirección para enfrentar esta contingencia.

                Está visto y es sumamente sensible que el dejar que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, el Dr. Hugo López Gatell, en término de salud social, es improductiva; tal vez, en cuestión de imagen presidencial o de que alguien debe ser el responsable y a él atribuirle los errores, pifias, gazapos, muertes y saturación en hospitales, acaso para eso está bien.

                Mas también debe señalarse esta situación por irresponsabilidad: al titular del Ejecutivo Federal, por no acatar las mismas disposiciones dadas por ellos mismos – las autoridades nacionales de salud – y que es recomendación de todos los involucrados en el enfrentamiento, contención y solución de esta contingencia a nivel internacional: el uso de cubrebocas.

                El incremento de contagios obedece a varias situaciones, entre ellas al relajamiento de las medidas preventivas en todos los sectores, con el pretexto-justificación de que debe abrirse la economía, pero al hacerlo se flexibilizaron las medidas preventivas; otra, a que se dejó el hecho necesario de estructurar el “programa nacional de vacunación” a quienes  no saben, ignoran, carecen de experiencia, desconocen lo más elemental de planeación y operación de sanidad y vacunación, cuando debió entregarse a quienes tiene esa actividad como profesión, y ocupación, además de personal, equipo e experiencia: el sector e instituciones de salud: IMSS &ISSSTE. Una más, que el programa nacional de vacunación, ciertamente es ineludible por carecer del almacén-compras de vacunas, no esté aceptablemente planeado y se dejen a municipios, tenencias, rancherías, poblaciones sin atención de vacunas; agregamos, que cierto sector, respaldado en imágenes y dichos presidenciales les importa muy poco vacunarse y, como complemento, usar cubrebocas y, por si fuera poco, no creen en la existencia de esta pandemia, de esta contingencia; y,  finalmente, actuar tardíamente en la llamada tercera ola, aunque sea la misma y haber, en lo particular, desmantelado hospitales especiales para COVID-19 y ahora están a la carrera reconvirtiéndolos nuevamente. NO   SE ENTIENDE: TODOS LOS RESPONSABLES DE ATENDER ESTE FENÓMENO ACTÚAN COMO SI YA TODO HUBIERA PASADO, ESPECIALMENTE, LA POBLACIÓN JOVEN.       NADA HA PASADO. TODAVÍA ESTAMOS EN LA CRESTA DE LA OLA.

2° DEFINICIÓN CONSTITUCIONAL EN LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN. El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar Lelo de Ralea, declinó el pasado viernes 6 del presente la ampliación de su mandato por otros dos años más, tal como lo establecía el famoso artículo 13° transitorio de la reforma judicial, votada en el H. Congreso de la Unión y que recientemente entró en vigor.

                Estas son parte de sus palabras: CONCLUIRÉ MI MANDATO COMO PRESIDENTE DE LA SCJN EL 31 DE DICIDEMBRE DE 2022, CUANDO TERMINA EL PERIODO POR EL CUAL FUI ELECTO POR COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS MINISTROS. NO CEDERMOS, COMO NO HEMOS CEDIDO A LOS INTERESES INTERNOS Y EXTERNOS, A LOS GRUPOS DE PODER QUE TENÍAN ATRAPADO AL PODER JUDICIAL Y QUE AHORA PRETENDEN REGRESAR A ESAS PRÁCTICAS. NO LO VAMOS A PERMITIR. NO IMPORTA CUAL SEA EL COSTO QUE TENGAMOS QUE ASUMIR, SEGUIREMOS TRABAJANDO EL RESTO DEL PERIODO DE MANERA INCANSABLE. QUEREMOS UNA JUSTICIA CON ROSTRO HUMANO, QUEREMOS UNA JUSTICIA QUE LLEGUE A LOS MÁS POBRES, A LOS MARGINADOS, A LOS OLVIDADOS, QUEREMOS UNA JUSTICIA QUE SIRVA AL PUEBLO DE MÉXICO Y NO A LOS INTERESES ECONÓMICOS Y A LOS GRUPOS DE PODER. ES UNA DECISIÓN YA TOMADA, INDEPENDIENTEMENTE DE LO QUE RESUELVA MÁS ADELANTE EL PLENO DE LA CORTE. Que lo hará en esta semana. (Probablemente jamás se sabrán las razones por las cuales el presidente de la República quiso ese artículo transitorio y se lo sugirió al senador del PVEM”. Eso se rumoreó.)

               Ahora bien, es falso, aunque si un bue deseo, que el actual ministro presidente Arturo Zaldívar Lelo de Ralea, sea el único capaz de realizar la limpia y barrido de la corrupción que impera en la misma Corte de Justicia de la Nación. Eso, lo anterior, lo puede realizar cualquier ministro con voluntad y respaldo político en las instituciones que conforman el poder judicial de la federación.

                Con esta decisión se reencauza la constitucionalidad de la vida interna del poder judicial de la federación. La independencia judicial es una condición indispensable para la viabilidad de la democracia. Y así se frenó la injerencia de otros poderes – el Ejecutivo y Legislativo – en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. SE COINCIDE QUE ES UNA MEDIDA SANA PARA LA VIDA INTERNA Y PARA LA AUTONOMÍA DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN.

3° SEGURIDAD vs INCONGRUENTE POLÍTICA

                Es indudable que existen en la sociedad y opinión pública nacionales muchísimos asuntos de sumo interés, y únicamente por cuestiones de percepción personal, especularemos sobre los siguientes, porque  las líneas y factores  que las conforman han sido distorsionados, relegados a otro nivel y los han cambiado, anteponiendo lo eminente y estrictamente político, a lo científico y pedagógico, pero no a la llamada política pública con sentido común, sino a una política en la cual no sobresale el sentido común ni una visión de estadista y si una visión y una percepción  politiquera y de uso político partidista de poder.

                La cuestión de la crisis de salud pública, social que se enseñorea en el país; crisis en la cual no se muestra consistencia, planificación, programación y congruencia.

                El presidente de la República y el Dr. Hugo López Gatell, subsecretario de prevención y Promoción de la Salud, que han impuesto, así, impuesto, su criterio, carente de sentido común y de visión de la realidad sobre la ciencia y la experiencia, manipulando hechos científicos, cambiándolos a su real entender, como si al hacerlo, no existieran las condiciones que tratan de resolver-informar y al no citarlas, no existieran: contagios, decesos, recepción-almacén de vacunas, actividades esenciales, etc. Y ese es el principal factor que determina que todo lo referente a la pandemia COVID-19, en nuestro país ande patas, pa’rriba.

                Otra cuestión, es el regreso a clases planteado, demandado, exigido por el presidente de la República y maquilladas por el Doctor Muerte – Hugo López Gatell -.

                Ciertamente los servicios educativos son actividad esencial, básica, fundamental, pero no existen condiciones  de salud, ni materiales – de instalaciones, equipo y consumibles sanitarios en la inmensa mayoría de las escuelas del sistema educativo nacional: la inmensa mayoría de las escuelas, centros educativos carecen de dinero para la adquisición de gel antibacterial, ni agua potable, no toallas, ni…y el personal docente, administrativo y de asistencia y apoyo, no están vacunados totalmente…¿qué necesidad, cuál es la compulsión, exigencia para la presencia de los niños, docentes y personal paradocente  en los planteles educativos? Se puede plantear cualquier cosa, pero no poner en riesgo la seguridad de la niñez, futuro de la sociedad mexicana. no existen las condiciones.  ¿qué no entienden la realidad? ¿no saben que no saben, ni entienden que no entienden! ¡Dios!

4° POR LO QUESE VE SOMOS ESTADO Y GOBIERNO FALLIDOS E ADMINISTRACIÓN INERCIAL. MICHOACÁN, NO SE DIGA.