La empresa michoacana Grupo de Oro, presidida por Germán Oteiza Figaredo, abrió, este mes, cinco sucursales en el estado de México, con lo que llega a seis en esa entidad federativa, con lo cual generó más de setenta empleos directos y cerca de cincuenta indirectos.

La expansión de Grupo de Oro en el país, empresa cien por ciento michoacana, obedece a la calidad, tanto de los productos que ofrece como de las obras que realiza, y es que esa ha sido la tesis del empresario Germán Oteiza Figaredo; calidad como principio fundamental de esa empresa cien por ciento michoacana.

Las sucursales que la empresa michoacana, presidida por Germán Oteiza Figaredo, abrió en el Estado de México están ubicadas en  Cuautitlán Izcalli, dos en Coacalco, Tultitlán,  y Cuautitlán de Romero Rubio.

Grupo de Oro, ya cerca de cumplir los cien años sirviendo a la industria de la construcción, se fundó en 1919, cuenta con más de cincuenta puntos de venta en Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Aguascalientes, Querétaro y el Estado de México.

El crecimiento de Grupo de Oro, con Germán Oteiza Figaredo, se debe, esencialmente, a que es la  alternativa más confiable para obtener el mejor precio, servicio y calidad en los materiales necesarios para la industria de la construcción.

En Michoacán, cabe resaltar, Grupo de Oro participa con el 80 por ciento del mercado y cuenta con más de mil empleados.