Morelia, Michoacán, a 21 de diciembre de 2020.- El sueño de “Magdalena” es dejar en sus dos hijos el legado de vivir una vida libre de violencia y llena de paz, lo que siente actualmente tras poner un alto al daño y maltrato por parte de quien durante 37 años fue su pareja sentimental.

Brindarse la oportunidad de cumplir sus metas y no permitir más violencia emocional y económica es el motivo por el cual decidió recurrir a la Secretaría Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres (Seimujer), misma que además del apoyo psicológico, también le ofreció asesoría legal para el trámite de divorcio con su agresor.

“Estuve indecisa, pero para salir de esta situación tenía que armarme de valor y lo hice. Ahora me veo tranquila y en paz, sueño con dejar un legado a mis dos hijos; con el varón hacerlo un hombre sensible con las mujeres, y que mi hija aprenda de mí para no permitir ningún abuso”, expresó.

La violencia no es normal, subrayó al compartir su testimonio. Todo empezó con una infidelidad que, conforme pasaron los años, se convirtió en un escenario violento, de maltrato social, hasta amenazas de muerte. Al final, las agresiones eran una forma de dar solución a las problemáticas del seno familiar.

El maltrato alcanzó a su hija y ahí fue cuando decidió parar todo y obtener legalmente su libertad. “Me siento con una paz y tranquilidad con todo lo que he recibido de apoyo, eso es lo que complementa la vida que ahora quiero vivir”, enfatizó la nueva mujer en que se convirtió “Magdalena”.

En su mensaje y testimonio también invitó a que otras mujeres, en situaciones similares de violencia, pongan un alto y pidan ayuda, insistiendo en que cualquier agresión no es normal: “No tienes que esperar más para darte cuenta”.

La línea de atención de la Seimujer 44 35 82 20 82, funciona las 24 horas los siete días de la semana, y el correo electrónico seimujeratención@gmail.com.