Mario Delgado y Citlalli Hernández, ¿Un 10 para Morena?

Por: Edgar Soto

Morelia, Mich., 19 de marzo de 2023.- Militantes de Morena se muestran molestos tras la designación de candidaturas por parte de la dirigencia nacional, al parecer no están de acuerdo con la incorporación de algunos perfiles en el afán de ganar el mayor número de posiciones en el actual proceso electoral.

Pareciera que Delgado y Citlalli están empeñados en “fichar” (para utilizar términos populares), a quién sea necesario para ganar elecciones, sin importar su pasado político, lo cual no es bien visto por aquellos que recorrieron las calles a pie para la conformación del partido Morena.

Quien entiende un poco sobre la política en nuestro país, sabe que las campañas se ganan con simpatías y con dinero, y es que pocas personas se pueden resistir a la coqueta mirada del Benemérito de las Américas en un billete de quinientos.

Siguiendo esta lógica debemos observar la forma en que se han repartido las candidaturas, donde es difícil encontrar a morenistas de hueso guinda, así de rápido no recuerdo otro caso de que un fundador sea gobernador, porque debemos reconocerlo, a pesar de su pasado perredista, Alfredo Ramírez fue uno de los que creyó en el movimiento desde un principio, de ahí en fuera se han ido sumando pero ya como partido oficial.

En San Luis Potosí, la diputada local Lidia Nallely Vargas, acusó a Mario Delgado de establecer un proceso amañado para la designación de candidaturas, para reforzar esta declaración debemos recordar que en Michoacán, la actual candidata al Senado ni siquiera fue encuestada y el argumento de la dirigencia nacional fue que se debía cumplir con los puestos para la comunidad LGBTIQ+.

La candidata a la presidencia, Claudia Sheinbaum desde Azcapotzalco señaló que la designación de candidaturas por parte de Mario Delgado se hizo con altura de miras y es que sí, alguien puede ser muy liberal y revolucionario, pero como ya mencionamos, las elecciones se ganan con dinero y la misión del partido en este 2024 es ganar, sin importar a quien tengan que fichar.

Respecto al proceso para designar a los candidatos a diputaciones locales y presidencias municipales, estamos viendo un retraso significativo, intuimos que es con el propósito de que no se haga una desbandada de todos aquellos que se sumaron al partido por interés y que al no ser elegidos como candidatos o candidatas se vayan a otros institutos políticos.

Mario y Citlalli están formando un diez, al mantener a los diferentes perfiles dentro de su partido con la esperanza de ser los elegidos por lo que diga el ya famoso dedito, veamos si los morenistas de corazón son capaces de impulsar una revolución de conciencias o si solo van a bajar la mirada y formarse a ver qué “chambita” les dan.