A LA MITAD DEL CAMINO.

Etelberto Cruz Loeza.

EL MALESTAR CIUDADANO: INSEGURIDAD, CORUPCIÓN, VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS Y CRISIS EN EL ESTADO DE DERECHO FAVORECIERON EL TRIUNFO DEL PARTIDO DE LÓPEZ OBRADOR. ESTE MÉXICO PLURAL Y CONTRADICTORIO NO SE SOMETERÁ A UN SOLO IDEARIO NI A UN SOLO LIDERAZGO. JOSE WOLDENBERG.190912.

                2 amigos míos desayunaban en destino gastronómico del centro, donde conjugo arquitectura, diseño, historia, gastronomía, repostería, tranquilidad, ecología con los latidos de la vida política y social más la belleza que pasa a tu lado y frente a tus ojos, con visibilidad más allá del horizonte y una temperatura amigable que une los corazones. Disfrutaba de mi chocolate en agua y dos bolillitos del día. Incomparable.

                Rogelio desarrolló algo y llamó mi atención:

No sé ustedes, pero AMLO y este gobierno ya tienen un sitio en nuestra Historia. En estos 3 años, les han tocado sucesos muy singulares, algunos de ellos inéditos. No sé cómo le habría ido a otro, pero lo que es a Andrés Manuel López Obrador sí le ha correspondido, desde el inicio de su gobierno, enfrentar cosas sumamente serias, como, por ejemplo: la devaluación, la inseguridad, el robo de combustible, la pandemia, de la cual aun no sale, salimos, pues. Ojalá que se pudiera comparar con cualquiera de los anteriores presidentes. Solamente el tiempo y la historia darán su juicio real, porque lo que es nosotros, no podremos hacerlo. Ya ven como a Fox, a Zedillo, a Calderón Hinojosa ya dieron su veredicto y a Peña Nieto, en el comparativo y valor de su obra, apenas se le está definiendo.

Mi juicio fue: sí existen instituciones y empresas que realizan los registros y comparaciones, como el INEGI, el CENEVAL y las personas morales+portales informativos que efectúan esos registros y esas comparaciones, pero que, coincidía con él: el tiempo y la Historia, supremos jueces, dirán la última palabra y a él, AMLO, lo colocarán en su sitio.

Sus palabras me hicieron recordar entrevista que RAZÓN, le realizó y publicó en su edición del día 17 de mayo del 2019 a Enrique De la Madrid Cordero – y que conservo -. Algunos fragmentos de sus juicios publicados son los siguientes:

Todos tenemos el derecho, pero también la responsabilidad de ver cómo van las cosas en nuestro país, porque el éxito de las personas no depende sólo de tu esfuerzo personal; depende del entorno, de sus circunstancias y la principal es cómo va tu país.

Cuando te entretienes más en revisar el pasado que andar pensando en el futuro, es una pérdida de tiempo; cuando llegas con la idea de que vamos a revisar todo, en lugar de vamos a ponernos construir el futuro; hay mucho discurso de corrupción, pero muy pocas acciones concretas y después de un rato, eso también se va a desgastar y empezaremos a ver la corrupción de los nuevos, porque, lamentablemente, no son angelitos que caen del cielo, también hay personas que traen sus vicios.

Lo que no puedes es andar siempre argumentando tu falta de resultados por los malos resultados del pasado; para eso te contrataron, para eso te eligieron, supuestamente, porque vas a dar mejores resultados.

Creo que muchos de los planteamientos del presidente López Obrador son correctos; no hay la menor duda. El presidente tiene una buena intención.

El problema es ya la instrumentación: no se trata de si la casa tiene fisuras hay que llegar a tirarla; se trata de arreglarla y menos si la tiras y no tienes en dónde vivir.

Entonces, en lo que tenemos diferencias algunos, no es en el objetivo, que es un país más justo, con menor corrupción, sobre todo mucho más seguro, en eso estamos todos de acuerdo. En lo que no estamos de acuerdo es en los modos, en las formas. Cuando para curar al paciente pones en riesgo su vida, no es el camino correcto.

Complemento: entiendo la razón del por qué llamó y aceptó muchas personas oscuras. Tal vez el problema es que las personas de que se rodeó y/o forman su gabinete carecen de conocimientos, experiencia y, varios, transparencia. Las circunstancias lo agarraron con los dedos tras las puertas y se llenó de pánico. Me dio la impresión que no supo qué hacer. Y, por otro lado, que siendo el presidente y teniendo tanto poder, está rodeado de mucha gente que lo condiciona y no lo deja actuar libremente. Está rodeado de muchos radicales, incluyendo su esposa y no lo dejan hacer lo que él desea y quiere.

En 2018, era usual lector de MILENIO. El 21 marzo de ese año el diario realizó entrevista – que conservo – a Andrés Manuel López Obrador y la publicó el día siguiente – jueves -; en su momento la leí y releí varias ocasiones; de esa entrevista tengo subrayadas muchas aseveraciones suyas; por cuestiones de espacio extraigo la siguiente: Yo no soy conservador. ¿saben qué cosa es ser conservador? Tolerar; no hacer nada por acabar con la corrupción. Lo que puedo decir es que en este tema como en otros, yo voy a actuar respetando el punto de vista de todos y buscando también priorizar.

De esa entrevista, de sus libros que he leído, especialmente 2018, La Salida y estos años de su gobierno tengo el convencimiento de que, aunque haya partido de sofismas y mentiras, tuvo clara, sólida e invariable su plataforma de campaña política: 1° Combatir la corrupción. Cero Corrupción. 2° Utilizar 500 mil millones cada año para sus programas sociales – se basó en opinión del Banco Mundial sobre el costo de la corrupción en México. Ese $ no existe. Jamás hubo tal $ -. 3° Primero los Pobres. 4° Cero Impunidad. 5° Se equivocan menos los ciudadanos que los políticos. El pueblo es sabio. La democracia es el poder del pueblo.

Entiendo su buena voluntad, pero está cercado, carece de carácter para imponer, convencer y operar su legal y legítimo poder Ejecutivo. Ningún Dios respeta los puntos de vista de todos. Aunque lo fuera, es imposible.

De sus palabras, concluyo que es Conservador.

Lástima, y mayor aun, porque su incapacidad e indecisión para asumir su función constitucional lesiona a toda la sociedad del país, haya votado, o no, por él.