MI COMODÍN

 DETALLES DE NUESTRA DEMOCRACIA.

Etelberto Cruz Loeza

                 En mi  anterior colaboración hubo imprecisiones. 1ª. Después de la administración Zedillo  mayoritariamente se manifestó alternancia política en la elección constitucional del 2000 y  Zedillo entregó el poder Ejecutivo a  Vicente Fox, candidato vencedor, propuesto por el PAN, mas sucedieron hechos inéditos: Ernesto Zedillo, presidente de la República, a las  8 de la noche, declaró que Vicente Fox había resultado triunfador: Se anticipó al Instituto Federal Electoral y, aparte, no le correspondía hacerlo. Es función del árbitro electoral, no suya. ¿Por qué lo hizo?  No existe respuesta, y ya no importa.

                Otra. En la elección del 2006, aparte de que no hubo alternancia político partidista, se presentaron hechos, hasta el momento irrepetibles. 1°. Votación muy cerrada – más o igual que la de 1988 -. 2°. Quien decidió, finalmente, fue el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. 3°: Se evidenciaron intervenciones=presiones – entre ellas las de Martha Sahagún y del Consejo Coordinador Empresarial, a los magistrados del TEPJF. Fue célebre el discurso del presidente del TEPJF, Leonel castillo, mediante el cual se daba la validación de la elección de Luis Felipe Calderón Hinojosa. 4°. La diferencia fue no Mayor a 0.6%. 5°. El Tribunal aceptó-reconoció que hubo intervención, no únicamente del titular del Ejecutivo Federal, pero, en la ley, en el encaje legal, las reglas del juego, no existía castigos para esa falta. Así, que había delito, pero no existía penas=castigos para esos delincuentes.

                En 2012 y de 2018, se presentaron las alternancias: regresó el PRI y arribó Morena y sus aliados. y aquí estamos.

Confío en que la elección del 2024 no habrá incidentes parecidos a los referidos o peores o como los del 06 de enero de 2021 en el Capitolio norteamericano o aun peor, una revuelta de los Tigres.

                Retomamos el asunto central del martes pasado.

                AMLO ha fortalecido y respaldado la campaña de odio y saña contra los diputados que votaron en contra de su iniciativa y lo hace, perversamente, partiendo de sofismo, mentira,  fakenew: nada más, porque él lo dice es cierto, como autócrata, autoritario y enfermo de poder – Hybris -: traicionaron a la Patria. Olvida el texto del artículo 61° constitucional: la inviolabilidad de los diputados federales por sus opiniones que manifiesten en el desempeño de sus cargos. Todos ellos violan la constitución federal, que es la ley.

Andrés Manuel López Obrador es el representante de las instituciones federales del país y depositario del poder Ejecutivo nada más y.

Y existe mayor perversidad cuando esa campaña la individualiza; ciertamente, como estrategia política tiene derecho a decir la forma como votaron cada uno de los diputados, pero lo que no tiene derecho, es, y ahí está la perversión, en afirmar que ese ejercicio de su obligación y derecho como representantes del pueblo, lo que hicieron, votar, es traición a la patria.

Y curiosamente, el expresidente Donald Trump, en respaldo a la campaña de candidato Republicano al Senado por el estado de Ohio, USA, afirmó que dobló fácilmente a Andrés Manuel López Obrador y a Marcelo Ebrard:  no pensó que los doblaría tan fácilmente, con la amenaza de enviar 28 mil soldados a la frontera e incrementaría los impuestos, si no se mostraban cambios en su política migratoria. Y nuestro gobierno  modificó su política migratoria. ¡Y eso es intervención extranjera en nuestra vida política: traición a la patria!

Lo que se manifestó el domingo 17 fue muestra de democracia: vivimos en una democracia, plural, diversa y viva.

Nuestra democracia imperfecta, pero democracia, y su ejercicio,  ha permitido la alternancia en el poder y renovación de nuestras instituciones republicanas en tiempo y forma, sin convulsiones sociales.

Tal vez algunas figuras políticas como la Llamada 2a Vuelta y que la Revocación de Mandato deberían ser aplicadas a los Ejecutivos estatales y municipales.

La elección del titular del poder Ejecutivo es un contrato por tiempo limitado y obra. Se otorga mediante examen de oposición:  la campaña política. Lo gana, la persona que reúne más puntos=mayor cantidad de votos. Le otorga el contrato en un marco de obligaciones y atribuciones contenidas en la Constitución. Si no cumple, como todo contrato, se debe rescindir, corrigiendo el posible error de la mayoría o la ineficiencia del contratado.

 Esta figura se puede prestar a  acciones negativas como las vividas   en este pasado ejercicio, pero, la oposición vio, reflexionó, tomó nota y aprendió. Tiene lados positivos:  se permite política, social, partidista y electoralmente la corrección de nueva mayoría  del error de la  primera mayoría;  obliga al mandatario electo a pensar en que su administración está expuesta a la evaluación de la sociedad nacional y que el ejercicio del poder, podría  terminar a la mitad de su mandato, si pierde la confianza del electorado. Es una evaluación social o para realimentarse o modificar su ejercicio.

En la 2ª. vuelta Se concede la oportunidad a que las minorías negocien, con cualquiera de los dos que queden y  acordar y sumar su piso electoral: Gabinete por coalición, por composición, si ganan.

Bertrand Russell afirmó:  la democracia fue concebida como un recurso para conciliar al gobierno, como expresión de fuerza opresiva con la libertad. Creo firmemente en la democracia representativa como la mejor forma de gobierno de que pueden disfrutar quienes tengan la tolerancia y el dominio propio para hacerla prosperar, pero lo partidarios de la democracia cometen un error si creen que puede ser aplicada en los países en los que el ciudadano medio no ha tenido todavía preparación en el juego de saber dar y saber recibir golpes, que en la democracia es indispensable. Es importante señalar que debe darse y tener una primera enseñanza que debe asimilarse para poner en juego la democracia: saber perder. (*).

(*) INTRODUCCIÓN A LAS DOCTRINAS POLÍTICO ECONÓMICAS. WALTER MONTENEGRO. BREVIARIOS DEL FCE.