Morelia, Michoacán, a 24 de julio de 2020.- Michoacán es un estado que sobresale por su gran variedad y riqueza artesanal, ya que cuenta con más de diez mil mujeres y hombres que dedican su vida a crear grandes obras de arte en las 16 ramas artesanales de las que se tiene registro.

Más de cinco mil 500 son mujeres artesanas, quienes desde muy pronta edad empiezan a elaborar las artesanías que se trabajan en sus hogares, cuyas diferentes técnicas aprenden de sus padres y abuelos. En la actualidad varias mujeres artesanas son el sustento de sus familias.

En el caso de los hombres artesanos, son aproximadamente cuatro mil 500 los que se dedican a esta labor, misma que también aprenden desde muy pronta edad de sus padres y abuelos. En ocasiones hay quienes combinan su arte con trabajos en el campo y otros oficios.

Las artesanas y artesanos de la entidad trabajan las diversas ramas artesanales según su lugar de origen, que ubican en las siguientes siete regiones:

• Región Occidente: está integrada por diferentes grupos étnicos, principalmente el P´urhépecha que predomina en comunidades como Huáncito, Ichan, Santo Tomás y Tacuro, en La Cañada de los Once pueblos, además de Tarecuato, Patamban, Tzirio, San José de Gracia, contrastando con poblaciones como Sahuayo y La Piedad, que actualmente son mestizas pero que tienen un origen mexica.

Su producción artesanal es abundante e incluye sombrerería de trigo y palma, textiles, talla en madera aplicada a la creación de utensilios de cocina y de máscaras de fino trabajo, cerería decorativa con fines religiosos, talabartería y alfarería, que es la más representativa y diversa.

• Región Lacustre: está conformada por las localidades que se encuentran en la cuenca hidrológica de Pátzcuaro-Zirahuén. Su población es principalmente indígena, de la etnia P´urhé a la que pertenecen.

En esta región se encuentra la mayor diversidad artesanal de Michoacán, trabajándose casi la totalidad de las 16 ramas artesanales con que cuenta el Estado. Las piezas que en ella se elaboran tienen su origen en tiempos prehispánicos, aunque en algunas se identifica la intervención de técnicas y estilos traídos por grupos europeos que hicieron de América su residencia, o bien por comerciantes orientales que mercaban durante la Colonia objetos de lejano origen.

• Región Meseta: aporta gran parte a la riqueza cultural del Estado, en ella se conservan fiestas, tradiciones e indumentaria como expresión del sincretismo entre las culturas que coexistieron en la época colonial: P´urhepecha, española y africana.

Esta zona tiene un clima templado con lluvias frecuentes, lo que permite una vegetación abundante y propicia para el desarrollo de áreas forestales en tierras medidas y altas, de las que se aprovechan sus maderas para la elaboración de muebles, máscaras, guitarras, juguetería y escultura en general, incluso para construir “la troje”, que es la vivienda típica de la región.

Otra importante actividad artesanal son los textiles, tejidos por las mujeres en telar de cintura, de origen prehispánico, mientras que los realizados en el telar de pedal, cuyo origen es europeo, son comúnmente hechos por hombres. Se realizan también los bordados en punto de cruz, deshilados, los cuales destacan por su complejidad y delicadeza, la elaboración de alfarería, herrería, maque y joyería, entre otras.

• Región Oriente: en esta zona del Estado se encuentran los grupos indígenas Mazahua, establecida en los municipios de Zitácuaro, Susupuato, Ocampo, Angangueo y Tlalpujahua, y los Otomíes que se ubican en las tenencias de Curungueo y San Felipe de los Alzati.

Dentro de las principales actividades de esta región está la cría de ganado bovino, por su relación con los textiles tradicionales, elaborados por los mazahuas, y los trabajos en cantera, los cuadros de popotillo, las esferas, la joyería, los adornos de latón y el ancestral arte plumario son artesanías de los Otomíes.

• Región Costa: la costa michoacana la integran los municipios de Coahuayana, Aquila, Lázaro Cárdenas, Coire, Ostula y Pómaro. En estas comunidades utilizan recursos naturales marinos y terrestres para la elaboración de su artesanía, como el caracol púrpura, suelos arcillosos, especies vegetales de bosque tropical usadas para elaborar diversos objetos y teñir sus textiles de algodón, la palma y la corteza de algunos árboles.

• Región Centro: en Morelia y sus alrededores se elaboran diversas manufacturas artesanales, distribuida cada rama artesanal según los recursos naturales disponibles en su entorno, así alrededor del Lago de Cuitzeo desarrollan artesanías con fibras vegetales como tule, chúspata, carrizo, hoja de maíz y fibra de maguey, mientras que en otros lugares se hacen presentes los textiles, la madera, la herrería, el trabajo en cantera y piedra volcánica (metates y molcajetes), talabartería y el arte plumario.

• Región Tierra Caliente: en esta región los artesanos trabajan la alfarería, curtiduría y la huarachería, así como también la talabartería. La extracción de metales vio beneficios con la introducción de las técnicas mineras europeas.

Actualmente es común observar a las mujeres de Tierra Caliente con adornos orfebres de oro o plata, piezas que se venden en las plazas de Huetamo, en Michoacán y Ciudad Altamirano, en Guerrero. La región es además productora y distribuidora en grandes cantidades de sombreros de palma, de esta manera la producción artesanal se convierte en parte importante de la economía local.