Morelia, Michoacán, a 30 de julio de 2021.- La trata de personas es un delito en el que el 90 por ciento de las víctimas son niñas y mujeres. La esclavitud y la explotación de seres humanos nunca han dejado de ser una realidad.

En el marco del Día Mundial contra la Trata de Personas, la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de Mujeres (Seimujer), informó que existen 11 modalidades del delito, que muchas veces son cotidianas, visibles, toleradas y fomentadas.

La dependencia recomendó a la población en general evitar entablar alguna relación con personas desconocidas a través de las redes sociales y no entrar en anuncios de trabajo que se ofrecen con muchos atractivos en internet, ya que son los medios que en su mayoría eligen las redes de trata para enganchar a sus víctimas.

Tres etapas podemos identificar en la comisión del delito de trata de personas:

El primero: la captación, enganche o reclutamiento que refiere al primer momento en que la víctima tiene contacto con el o los tratantes, por medio del engaño, el secuestro, la seducción, matrimonios falsos, a través de internet por anuncios de empleo, agencias de modelos o redes sociales.

El segundo: el traslado, que es el acto de llevar a una o más víctimas de un lugar a otro. Cuando es de un Estado del país a otro se conoce como trata interna, cuando es de un país a otro se conoce como trata transnacional.

La tercera: la explotación, representada en diversas formas en las que la o las víctimas del delito pueden ser explotadas.

Las modalidades en las que se presenta el delito de trata de personas son: utilización de personas menores de dieciocho años en actividades delictivas, tráfico de órganos, tejidos y células de seres humanos vivos, prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, experimentación biomédica ilícita en seres humanos, adopción ilegal de personas menores de edad, matrimonio forzoso o servil, trabajo o servicios forzados, condición de siervo, explotación laboral, mendicidad forzosa y esclavitud.