Penjamillo, Mich. – Una comisión de más de 200 habitantes de la comunidad de Guándaro, en el municipio de Penjamillo, adheridos al Movimiento Antorchista y encabezados por Rubén Del Río Alonso, líder del antorchismo en la región, acudieron a las instalaciones de la presidencia municipal para manifestarse por la falta de atención a sus demandas, por parte del edil, Homero Martínez Leyva.

Del Río Alonso mencionó que Martínez Leyva, daba citas a los pobladores y después eran canceladas o simplemente no eran atendidas, motivo por el cual se vieron en la necesidad de hacer un mitin para exigir la atención de las autoridades, así como la revisión a sus peticiones de primera necesidad, como lo son: la terminación de una techumbre para la cancha de básquetbol de la comunidad, ampliación de la red de agua potable, drenaje, electrificación, y pavimentación de calles.

“El presidente municipal está para servir al pueblo y atender a todos, ya sea de manera individual o estando organizados, pues, el artículo 8° y 9° de nuestra Constitución nos da el derecho de organización y manifestación cuando no se respeten los derechos de los individuos, así como el artículo 4° nos ampara para exigir a las autoridades que se nos otorguen los servicios básicos para tener una vida digna”, declaró el líder social.

De igual manera, agregó que, tras varias horas de manifestación de los comuneros, el secretario del Ayuntamiento, Guillermo Sánchez Cervantes, se acercó a los presentes para informarles que el munícipe los atenderá el próximo viernes 15 de marzo a las 10 de la mañana en su oficina, “los campesinos organizados en el Movimiento Antorchista no exigimos obras y servicios básicos para enriquecer a una persona en particular, los exigimos para el bienestar del pueblo pobre, y no porque las autoridades se nieguen a atendernos y/o a darnos respuesta favorable a nuestras peticiones nos vamos a desanimar, estaremos presentes el día y a la hora acordada por las propias autoridades, y esperamos ahora sí, ser escuchados”. Finalizó.