Ciudad de México, a 10 de mayo de 2019.- La salud integral de la mujer es esencial para impactar positivamente en el bienestar de la población a largo plazo, por ello el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), a
través de la Subdirección de Prevención y Protección a la Salud, fortalece acciones de prevención que permitan el desarrollo del binomio madre- hijo.

En el marco de la celebración del Día de la Madre, el Director General del Instituto, Luis Antonio Ramírez Pineda, felicitó a las mamás trabajadoras y jefas de familia, quienes aportan una invaluable contribución en las actividades cotidianas a favor de la derechohabiencia y población en general.

Para el Instituto es de vital importancia que más mujeres se sumen a los programas preventivos para evitar enfermedades, y continúen como factor medular en guiar a las nuevas generaciones, para que sean personas sanas física y mentalmente y en un futuro productivas en el bienestar personal y colectivo, destacó.

Señaló que para apoyar integralmente a las mujeres en el ejercicio de la maternidad, el ISSSTE fortalece la distribución de ácido fólico a quienes están en edad reproductiva y mujeres embarazadas; prevención del embarazo adolescente; tamizaje para VIH y Sífilis en embarazadas; Carnet CUÍDAME para identificación de factores de riesgo; promoción de
lactancia materna; además de capacitación continua en temas  relevantes de obstetricia y principales causas de morbimortalidad perinatal, a médicos y enfermeras del primer nivel de atención.

Durante 2018 el Instituto repartió 114 mil 277 frascos de ácido fólico a mujeres embrazadas y 854 mil 861 a hombres y mujeres en edad reproductiva. El objetivo de esta estrategia es prevenir un alto porcentaje de defectos al nacimiento, pues el ácido fólico desempeña un papel importante durante la formación del cerebro, columna y cara del feto, en las primeras 12 semanas del embarazo.

En materia de prevención del embarazo adolescente, el Instituto proporciona de manera gratuita y confidencial, orientación en salud reproductiva y consejería en oferta y uso adecuado de métodos anticonceptivos. El año pasado, el ISSSTE captó 122 mil 228 adolescentes que por primera vez aceptaron ser usuarios de métodos anticonceptivos,
periodo en que se registraron dos mil 284 eventos obstétricos en mujeres adolescentes.

A su vez, para evitar la transmisión vertical de VIH y Sífilis al feto, el ISSSTE promueve en todas sus unidades médicas el tamizaje a las mujeres embarazadas en las primeras 12 semanas de gestación, previa orientación de los beneficios preventivos y con la aceptación y firma de consentimiento informado de las pacientes. Al respecto, en 2018 se
realizaron 18 mil 758 pruebas rápidas de VIH.

En cuanto al registro de la vigilancia médica en el embarazo, el Instituto cuenta con el Carnet CUÍDAME, orientado a mejorar la calidad y la oportunidad en la atención de las mujeres embarazadas y su producto, a través de la identificación oportuna de factores de riesgo de causales de muerte materna o efectos adversos en la salud del binomio madre-hijo, con el fin de atenderlos y controlarlos oportunamente.

También, las unidades médicas disponen del Programa de Control del Embarazo que, mediante consultas prenatales de vigilancia médica, brinda la oportunidad de que las mujeres cursen el embarazo, parto y puerperio de forma segura y con salud integral. La embarazada tiene prioridad en la programación de cita médica por vías telefónica, internet
o presencial, debido a que se generaron criterios de prelación para ellas.

Como promotor de la lactancia materna el ISSSTE cuenta con 100 lactarios, espacios para que las madres puedan amamantar a sus bebés o extraer su leche y conservarla recipientes en refrigeración para que sea dada a su bebé mientras ella trabaja. Del total de lactarios, 42 están instalados en unidades hospitalarias, 23 en Estancias de Bienestar y
Desarrollo Infantil (EBDI’s) y 35 en unidades administrativas.

Además, seis unidades hospitalarias del Instituto están certificadas como Hospitales Amigos del Niño y de la Niña, avalado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), certificaciones donde unos de los objetivos centrales es promover la crianza al seno materno y favorecer el alojamiento conjunto madre-hijo.