#Opinión REPERCUSIONES // LA ESENCIA DEL ALACRÁN

SAMUEL MALDONADO B

¡Las boletas quedaron en el suelo; aparentemente no se llevaron ni un voto, pero sí los dejaron en el suelo (…) Tratamos de buscar patrullas (…) se tardaron algo en llegar y no hicieron nada”, cuenta a Reporte Índigo uno de los vecinos del lugar. La casilla ahora es vigilada por elementos de la Policía Estatal y la Policía Federal!

Integrantes del observatorio electoral #NinfraudeMas, durante la jornada electoral del domingo anterior en el Estado de México, estuvieron informando en forma constante de las diferentes trapacerías, o porquerías, que se realizaron durante la última fase (de doce horas) del proceso electoral que  para renovar a las autoridades en el Estado de México se realizó el día de ayer.

Algunos partidos políticos (no enunciados) actuaron como ha sido su costumbre durante los últimos sexenios, pero prácticamene referido al Revolucionario Institucional y a sus adláteres, mismos en conjunto  que ni siquiera cambiaron o camuflajearon sus “antiguos usos  y costumbres”. Las huellas dejadas por doquier, son las mismas encontradas en los atracos electorales ancestrales. Son realmente actitudes cínicas y cada día mas desvergonzadas.

“Las reuniones realizadas en casas tenebrosas, los desayunos proporcionados a granel, la tortas a compartir, los millones y millones de pesos en regalos, despensas,  más otras acciones letales como son las agresiones físicas y principalmente el pago en económico y personal, para que “fuente ovejuna, todos a una, fueran a votar por el nada fortachón candidato del PRI, sin olvidar, de ninguna manera el “histórico acarreo” que por tradición se le debe al Revolucionario Institucional .

La organización al inicio mencionada, afirmó durante la tarde, cito: “La compra y coacción más grande de la historia que se ha documentado, pues las expresiones políticas diferentes, utilizaron las mismas vetustas armas: taxis, camiones, micros…, para movilizar a ciudadanos y policías para que acudieran a votar a modo”. Hasta aquí la cita.

”Ya para pasado el medio día, hubo información reporteril y persecución, que la prensa realizó cuando  detectando a varios grupos, que nada tenían que ver en el proceso, mantenían cercos y controlaban largas listas  nominales  de los electores,  mismos que daban ordenes y  acarreaban gente para votar por el PRI!”.

Pero del PRI, ya sabíamos su excelsa tradición de mapaches y no es una novedad; no sorprende tampoco la actitud de la dirigencia del PRD, pues muestras del abandono de los principios instituidos y que dieron formación al Partido de la Revolución Democrática en Octubre de 1984,  los tenemos desde la famosa cumbre en la que entregaron, al gobierno de la República,  través de un acuerdo tripartita con Accion Nacional, la Energía Eléctrica y  los mantos petrolíferos  heredados del diablo.

Es gracioso pue, que, ya casi para concluir con el horario electoral, cerca de las 18.00 horas, el PRD presentara dos denuncias, una contra de Enrique Ochoa, presidente del PRI y otra contra el sacerdote católico Alejandro Solalinde. ¡Hombre Santo, quien tiene más vigor, entereza, constancia y energía que los actuales dirigentes del Partido Político que una vez fundamos con el objetivo directo de recupera a nuestro país de las garras del neoliberalismo económico.

Es realmente penosa pues, la actitud asumida tanto por el PRI , como la del PRD, que ante lo que se presentaba y sin la posibilidad de que la candidatura perredista fuese ganadora, prefiriera continuar al lado del gobierno de la República con su fallida candidatura, participando prácticamente como un obstáculo para la candidata de Morena.

Bien pudo el PRD  de los disminuidos chuchos, rectificar camino; retirar la candidatura a tiempo de su candidato. ¡Ese era el camino inicial a fin de ir recuperando nuestro país de las garras del neoliberalismo económico que nos ha hundido en la miseria. De haber dado ese paso, podríamos tener la esperanza de correr de Los Pinos a esos servidores del imperio capitalista. ¡Espero que tengamos tiempo para ello!