Morelia, Michoacán, a 30 de junio de 2020.- Al igual que los árboles forestales, el árbol de la especie conocida como Paraíso, que es ornamental, nos brinda grandes servicios ecosistémicos a los seres humanos y al medio ambiente, indicó Ricardo Luna García, secretario de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial.

Según los biólogos expertos de la Semaccdet, la presencia en el árbol Paraíso de algunos compuestos químicos sintetizados por las plantas como alcaloides, ácidos orgánicos, carotenoides, flavonoides, vitaminas y terpenoides, le aportan propiedades medicinales a esta especie.

Las hojas, flores y frutos de Paraíso se utilizan en remedios caseros por su efecto desparasitante y para curar infecciones ocasionadas por parásitos intestinales. El cocimiento de ramas y hojas se emplea para el tratamiento sintomático de pacientes afectados por paludismo y hepatitis.

En farmacología, el extracto obtenido de los frutos se emplea como ingrediente activo para purgantes contra lombrices o helmintos intestinales. De igual forma se emplea como repelente de insectos, fungicida, plaguicida o molusquicida de plagas caseras o cultivos comerciales.

De las semillas se extrae un aceite de aroma y sabor desagradable debido a la presencia de triterpenoides de acción antiinflamatoria. Este aceite es efectivo pasa sanar afecciones de la piel y curar heridas. Las semillas molidas actúan también como desinfectante y cicatrizante para evitar que se ulceren las heridas ocasionadas por mordeduras de serpientes. El cocimiento de las hojas tiene efecto antipirético para bajar la temperatura del cuerpo, mientras que cocer las raíces tiene propiedades antihelmínticas.

El secretario de Medio Ambiente, Ricardo Luna García, mencionó que, en el caso de la madera de Paraíso considerada de buena calidad y densidad media, se utiliza en ebanistería para realizar piezas artesanales y en carpintería para fabricar piezas livianas. Los frutos se utilizan en algunas regiones como materia prima para la elaboración artesanal de rosarios y abalorios para bisutería.

Parte importante de los servicios que nos brinda el árbol Paraíso, recordó Ricardo Luna García, es que cuando cumplen 10 años ayudan a disminuir la contaminación del aire; cada árbol de esta especie puede eliminar más de 344 gramos por metro cuadrado al año de gases tóxicos como monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, ozono, dióxido de azufre, partículas de más de 2.5 micras y menos de 10 micras (PM10) y partículas de menos de 2.5 micras (PM2.5).