A cien días de gestión del Gobierno Federal, deben reconsiderarse las acciones que en su instrumentación han generado un profundo malestar social y corregir el camino, señalaron los diputados integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

            Los diputados Araceli Saucedo Reyes, Norberto Antonio Martínez Soto, Antonio Soto Sánchez y Octavio Ocampo Córdova, consideraron que evaluar los cien primeros días de un gobierno más que momento para la vanagloria, debe asumirse como la posibilidad de corregir aquellas acciones que en su instrumentación han resultado contrarias a interés común.

            “Existen medidas instrumentadas en esta recta inicial de gobierno que sin duda precisan una reflexión profunda para ser rectificadas, no sólo por las afectaciones inmediatas que han tenido en la población, sino porque implican riesgo de retroceso en derechos conquistados por muchos años en el país”.

         Los diputados del PRD añadieron que entre uno de los asuntos que debe someterse a revisión es el de la estrategia contra el combate al robo de hidrocarburos, que colapsó al país y ha puesto en crisis la perspectiva de crecimiento en México.

         “Si las buenas intenciones se instrumentan con estrategias desaseadas corremos el riesgo de que los problemas lejos de disminuir tiendan a incrementarse en el mediano plazo”:

            Otro tema prioritario en el que el Gobierno Federal debe rectificar camino, coincidieron, está relacionado con las políticas públicas para garantizar el respeto a los derechos de las mujeres mexicanas, ya que éstas no han sido una concesión graciosa de pasadas administraciones, sino resultado de una lucha permanente e histórica de las mujeres en el país.

            Para los diputados integrantes del Grupo Parlamentario del PRD en el Congreso Local, “resulta preocupante ver los embates que el gobierno federal ha propinado en estos cien días a los derechos de las mujeres, a través de la reducción de presupuestos y la supresión de programas”.

            También consideraron preocupante en este arranque de administración algunos signos de intolerancia y confrontación con otros niveles de gobierno, desacreditando todo logro y planteamiento ajeno al propio y afectando la fortaleza institucional que debe existir en los estados de la República.

            Así también resaltaron que existen temas que deben atenderse a la brevedad, para mejorar la seguridad, generar empleos y una verdadera justicia social a los mexicanos, no con políticas públicas clientelares que no resuelven de fondo la pobreza ni las demandas sociales.

            De la misma forma, hicieron un llamado a que se atiendan los grandes problemas del país, “las campañas ya pasaron y es momento de dar resultados y certidumbre a los mercados e inversionistas y a todos los mexicanos”.

            En temas como el paro ferroviario que dejo pérdidas millonarias, como las huelgas en Tamaulipas, el retiro de apoyos a las Estancias Infantiles –guarderías-, así como a los refugios, y el desabasto de gasolina, no se debe experimentar, requieren  atenderse de manera integral, para evitar que los ciudadanos sean afectados.

            Finalmente señalaron que un tema preocupante, es el de la inseguridad, en donde este primer bimestre del 2019 se reporta como el más sangriento en el país, y las estadísticas reflejan un repunte en los índices delictivos y un aumento de feminicidios.