Morelia; Michoacán, 06 de marzo de 2019.- El diputado Alfredo Ramírez Bedolla celebró el consenso alcanzado por las distintas fuerzas políticas, a través de sus coordinadores parlamentarios en el Congreso del Estado, para presentar hoy de manera conjunta la iniciativa de reforma a las Leyes de Hacienda,  y de Ingresos, con el propósito de cancelar definitivamente los llamados impuestos ecológicos.

En una reunión que sostuvieron los coordinadores de diputados de Morena, PAN, PRI, PT y Movimiento Ciudadano con agremiados a la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (AIEMAC), se logró el acuerdo de presentar una iniciativa conjunta de reforma, por lo que se prevé que las cargas fiscales que entraron en vigor este año sean derogadas por el pleno de la LXXIV Legislatura la próxima semana.

Alfredo Ramírez, legislador de Morena, celebró que se haya alcanzado este consenso que no solo es una muestra de madurez y civilidad política, también es un importante paso para preservar la estabilidad económica en Michoacán, afirmó.

En la lucha por la derogación de la miscelánea fiscal que propuso Gobierno del Estado, y que el Legislativo aprobó para entrar en vigor este año, Alfredo Ramírez se reunió con presidentes municipales y diversos sectores, entre los que destacan los recolectores de basura, la Asociación Michoacana de Productores y Distribuidores de Materiales Pétreos (Prodympe) y la AIEMAC, quienes expusieron al diputado la manera en que las nuevas cargas fiscales vulneraría sus actividades productivas.

El legislador de Morena sostuvo que el principal argumento a considerar para la cancelación de impuestos, es que con su aplicación se perdía la proporcionalidad entre el costo de inversión productiva y lo que se debía pagar por cargas fiscales; por ejemplo: al sector industrial le cuesta 17 pesos usar un metro cúbico de agua, pero podría llegar a pagar un gravamen de hasta mil 400  pesos por los contaminantes contenidos en esa cantidad, con todo y que pudieran estar por debajo de lo que la norma federal ambiental indica.

Dichos impuestos afectarían también a los trabajadores, ya que elevarían entre 12 y 15 por ciento el costo de la vivienda social; Prodympe también alertó a Ramírez Bedolla que incrementarían hasta 40 por ciento los costos de producción en sectores dedicados a la extracción, el transporte, la transformación y construcción, con impacto directo a las finanzas municipales.

Ante lo expuesto por los sectores productivos, Ramírez Bedolla afirmó que la iniciativa para la derogación de impuestos contribuye a la estabilidad social, y evita que Michoacán pierda competitividad en detrimento de su economía.