Caltzontzin, Mich.- Habitantes de la comunidad indígena de Caltzonzin se reunieron con directivos de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Uruapan (CAPASU), para revisar el avance de la construcción de un pozo profundo que abastecerá a dos mil familias que carecen de agua potable.

Pedro Anguiano Rangel, líder del antorchismo en la región mencionó que durante cuatro años los habitantes de esta comunidad han gestionado la conclusión del pozo profundo, pero que los avances han sido lentos, pues en este tiempo la obra muestra avances de tan solo el 75%.

Durante muchos años está comunidad ha padecido de este problema, hace muchos años y en este tiempo, la situación de los habitantes ha empeorado, por lo que Anguiano Rangel comentó que el Movimiento Antorchista está preocupado por mejorar la calidad de vida del pueblo pobre.

“El país y el mundo están atravesando por una crisis mundial, cada vez las obras y servicios para los que más lo necesitan sigue disminuyendo, y es por eso que no debemos rendirnos, debemos seguir luchando para mejorar nuestra calidad de vida hasta ver concluida esta necesidad que sin duda beneficiará a los habitantes de esta comunidad”, finalizó el líder social.