Morelia, Mich a 16 de Abril de 2019.- En México debe desterrarse cualquier signo de esclavitud infantil, la que encuentra un reflejo claro en el trabajo que realizan día a día miles de menores en nuestro país, apuntó la diputada Araceli Saucedo Reyes, coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en el Congreso del Estado.

En el marco del Día Internacional contra la Esclavitud Infantil que se conmemora cada 16 de abril, la legisladora refirió que el INEGI reporta que en México hay 2 millones 500 mil niños, niñas y adolescentes de 5 a 17 años que realizan alguna actividad económica, de los que 2 millones 200 mil llevan a cabo ocupaciones no permitidas.

Recordó que el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación reporta que en las formas más extremas de trabajo infantil, los menores son sometidos a situaciones de esclavitud, de explotación laboral, separados de sus familias, expuestos a graves peligros como la trata de personas y a enfermedades y/o abandonados a su suerte en la calle de grandes ciudades.

La diputada por el Distrito de Pátzcuaro subrayó que, siete de cada diez trabajadores entre cinco y 17 años viven en las zonas rurales de México, los restantes radican en las ciudades, según datos del Módulo sobre trabajo Infantil de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo.

“En particular, los menores trabajadores del campo sobreviven en condiciones de miseria a jornadas de trabajo superiores a las 12 horas, y conforman un grupo de personas cuyas garantías individuales como el derecho a una vida digna, a la alimentación, a la salud, a la educación, al juego, y a una identidad propia, se vulneran constantemente”.

Araceli Saucedo aludió a los datos de la UNICEF, que reportan que un 44 por ciento de los hogares de jornaleros agrícolas en la frontera mexicana cuentan con al menos un niño o niña trabajador, y sus ingresos se acercan al 41 por ciento del total familiar.