Morelia; Michoacán, 03 de marzo de 2019.- En México han existido grandes avances para cristalizar la paridad de género, sin embargo es necesario trabajar para que ésta implique un empoderamiento efectivo de las mujeres, subrayó la diputada Araceli Saucedo Reyes, coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada integrante de la Comisión de Igualdad de Género apuntó que si bien en Michoacán existe un andamiaje legal fortalecido para hacer efectivos y garantizar los derechos de las mujeres, es necesario que la norma aterrice y se vea reflejada en la vida cotidiana de las michoacanas.

“Sólo cuatro de cada diez michoacanas en edad de trabajar tienen empleo o están buscando uno, es decir, aún y cuando nuestras leyes garantizan el derecho al trabajo tanto para mujeres para hombres, la participación de ellas aún no es igualitaria a la de ellos en la vida cotidiana”, sostuvo la diputada por el Distrito de Pátzcuaro.

Araceli Saucedo Reyes apuntó que la estadística del INEGI permite observar otros matices que se suman a la condición de desigualdad entre hombres y mujeres, como el hecho de que seis de cada diez michoacanas ocupadas sean subordinadas y de éstas, el 62.2 por ciento no cuentan con acceso a los servicios de salud como prestación laboral.

La legisladora refirió que de las michoacanas ocupadas, solo el 3.3 por ciento son empleadoras, mientras que el 24.8 por ciento trabajan por cuenta propia, y 9.5 por ciento no recibe remuneración alguna por su trabajo.

“El reconocimiento de la igualdad entre mujeres y hombres en nuestras leyes, tiene como finalidad eliminar toda forma de desigualdad en cualquiera de los ámbitos de la vida, cuando es cuestión del sexo su razón, y para lograrlo se requiere que la ley se vuelva forma de vida cotidiana entre las y los michoacanos”, puntualizó la líder de la bancada perredista en la LXXIV Legislatura Local.