Morelia; Michoacán, 08 de marzo de 2019.- A impulsar desde el Congreso del Estado el fortalecimiento y empoderamiento de las mujeres en todos los contextos, convocó la diputada presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, Lucila Martínez Manríquez, quien hizo un llamado a todos los sectores sociales a romper patrones y estereotipos,  a educar a la niñez y a reeducarnos como adultos sobre el respeto a los derechos de todos, para lograr una sociedad con justicia laboral, igualdad política y libre de violencia, en donde hombres y mujeres caminemos en la misma dirección.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, resaltó que es necesario reflexionar sobre los desafíos y los retos que aún se tienen por alcanzar una sociedad igualitaria y libre de discriminación.

Luego de asistir al evento conmemorativo que se realizó en Casa de Gobierno, en donde el mandatario estatal Silvano Aureoles Conejo hizo entrega de la Presea Eréndira y el premio Estatal a la Igualdad de Género, Lucila Martínez subrayó que la LXXIV Legislatura local le falta mucho por recorrer para seguir fortaleciendo las acciones en protección de las mujeres, no obstante, reconoció la sensibilidad de los integrantes de este Poder, al aprobar un presupuesto histórico para la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres, en el que se incluye una partida para la Alerta de Género.

Sin embargo, recalcó se tienen grandes desafíos, “no podemos negar que hoy en día, aún existe un alto número de mujeres que viven un contexto adverso, tal y como lo reflejan datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (2010), en donde se puede observar que dos de cada diez personas consideran que el principal problema de las mujeres es la falta de empleo, seguido por los problemas relacionados con la inseguridad, abuso, acoso, maltrato, violencia y discriminación”.

Dicha encuesta también revela, que tres de cada diez mujeres solicitan permiso o avisan para decidir por quién votar; y que cuatro de cada diez mujeres piden permiso o avisa para utilizar anticonceptivos.

Lucila Martínez dijo que en el ámbito de colaboración de los quehaceres domésticos, por parte de los hombres económicamente activos, Michoacán ocupa el penúltimo lugar entre las entidades del país, lo que significa que los hombres no apoyan a las mujeres en el trabajo del hogar, lo que las lleva a enfrentar una doble o hasta triple jornada de trabajo.

“En Michoacán, también se tiene el reto de disminuir los casos de mujeres embarazadas menores de edad. En cuanto a representación política se refiere, aún no se ha logrado una paridad efectiva en el poder legislativo, en la administración pública y en los ayuntamientos, lo que constituye un reto para el proceso electoral venidero”.

Subrayó que en el país y en Michoacán se reportan avances para consolidar en nuestra sociedad la igualdad sustantiva, pero para que ésta sea efectiva en todos los contextos, se necesita una sociedad justa y democrática, en la que los derechos humanos estén garantizados.

El Poder Legislativo ha logrado impulsar reformas y marcos normativos de avanzada, como la Ley por una Vida Libre de Violencia para las Mujeres, la Ley para la Igualdad entre Hombres y Mujeres, así como diversas reformas a los Códigos Civil, Penal y Electoral con perspectiva de género, las que han tenido como fundamento diversas leyes nacionales y tratados internacionales que ha signado México en la materia.

Por ello, recalcó que la LXXIV Legislatura local debe apostar por el fortalecimiento de las normas jurídicas encaminadas a generar justicia y desarrollo social, igualdad y progreso desde la Ley, pero también desde todas las trincheras en las que tienen voz.