Propuso Adela Alejandre Flores creación de programa para prevenir y detectar a tiempo enfermos de cáncer

Por Hèctor Torres

La regidora Adela Alejandre Flores propuso un punto de acuerdo mediante el cual se obliga al DIF y otras dependencias a crear un programa de prevención de cáncer con el fin de, primero, evitar esa enfermedad y, segundo, los que ya existen detectarlos a tiempo y atenderlos. Asimismo, se busca atender psicológicamente a las madres cuyos hijos sufren ese padecimiento.

Dijo que la iniciativa lleva como eje central atender psicológicamente a las madres de los niños enfermos de cáncer y a las de aquellos menores que, lamentablemente fallecieron a consecuencia de ese padecimiento.

Es un tema delicado y ahora que ella adoptó a un pequeño enfermo de cáncer para pagar sus gastos durante seis meses, se ha dado cuenta de que hay madres que rehúsan aceptar esa enfermedad y, sobre todo, la pérdida de uno de sus hijos debido al cáncer.

Con el punto de acuerdo presentado, dijo, se busca que, obligadamente, el DIF y el municipio actúen en el tema de la prevención en torno al cáncer como la leucemia, por ejemplo, la cual tiene dentro de sus agentes etiológicos una mala alimentación, la anemia.

Alejandre Flores subrayó que se debe hacer un programa de prevención y, aparte de eso, el DIF cuenta con personal altamente capacitado en psicología y tanatología y lo que se pretende es que se apoye a las madres cuyos hijos padecen cáncer.

Lo que se busca, reiteró, es la prevención porque curarlo es muy costoso y no hay dinero que alcance.

Se dieron instrucciones para que en dependencias municipales se empiece a trabajar en el aspecto informativo sobre la prevención de ese padecimiento y lo mismo se hará en los Centros de Salud, con ello, destacó, se persigue detectar, también, posibles casos de cáncer para atenderlos lo más pronto posible.

Por otro lado y en relación a que jóvenes están siendo levantados por la policía por su aspecto, Alejandre Flores dijo que “lo ve mal” porque a las personas no se les debe valorar por la etiqueta que lleva su ropa.

En ese asunto, afirmó, “estoy en desacuerdo” porque se están violando los derechos de esas personas “y creo que todo mundo merece respeto” en sus garantías individuales.

Si se les considera adictos, resaltó, se les debe llevar a los centros de rehabilitación, pero por su voluntad, no levantarlos y llevarlos.