Para salvaguardar la integridad y la salud de la población, el Ayuntamiento de Queréndaro reforzó las medidas y acciones preventivas para disminuir los contagios por COVID-19, tarea en la que se están coordinando con las autoridades estatales, informó el presidente municipal, Édgar Oliver Barrera González, quien manifestó su apoyo y solidaridad para las familias que hoy viven una difícil situación.

Con el fin de garantizar que los establecimientos estén cumpliendo con las normas establecidas, todos los días se realizan operativos de vigilancia, además de que se solicita a la población que se observa en la vía pública sin usar el cubrebocas, que lo haga.

En ese sentido, el secretario del Ayuntamiento, Luis Guillermo Fabián Amador, dio a conocer que continúan prohibidas la realización de celebraciones o eventos en los que se concentre un número importante de personas, por lo que se atienden todos los reportes y se supervisa que se cumpla con las disposiciones y recomendaciones de la autoridad local y de sanitarias.

El alcalde explicó que, al ser un municipio de tránsito foráneo, en Queréndaro se incrementaron los casos, por ello, se determinó con apoyo de las autoridades sanitarias y de seguridad local y estatal, emprender acciones coordinadas, por la salud de las familias.

“Se han intensificado las medidas de prevención, además de implementar de manera constante operativos, en los que participan personal del ayuntamiento, seguridad pública y protección civil, en los recorridos para supervisar que los comercios cumplan con las normas y cierren en los horarios establecidos”.

Los establecimientos que no cumplen con las disposiciones son sancionados, no obstante, confió que, ante la difícil situación, la población asumirá con responsabilidad y compromiso las medidas, por el bienestar de las y los querendenses, quienes siempre se han caracterizado por su solidaridad.

En el caso del mercado municipal se revisa que se cumpla con el uso de cubrebocas, con la sana distancia, mientras que, en el área gastronómica, solo se permite la venta de alimentos para llevar y los accesos son controlados, más los días en los que se reporta mayor afluencia.

Los fines de semana, se instalan cercos sanitarios en las entradas del municipio, invitando a las personas a que usen en todo momento su cubrebocas, ya que al día de hoy se han contabilizado 106 casos positivos desde el inicio de la pandemia.

El alcalde convocó a la sociedad a que unidos frenen este rebrote de contagios, lo cual podrá lograrse si todos asumen las medidas preventivas, por lo que llamó a la solidaridad de todas y todos, para salir adelante.

“Confío en que saldremos adelante, así como trabajamos con la ayuda de la sociedad desde el inicio de la pandemia, creemos que nuevamente contaremos con todos por la seguridad de los querendenses y visitantes de nuestro municipio, por lo que no bajaremos la guardia y seguiremos reforzando día a día las medidas preventivas, así como ayudando a todas las familias que hoy viven una difícil situación”.