Morelia, Michoacán, 25 de septiembre de 2019. Michoacán ha logrado avanzar de manera significativa en materia de educación, seguridad, salud, en el combate a la pobreza y la generación de empleos, reconoció el diputado Antonio Soto Sánchez, quien convocó a terminar con el centralismo presupuestal, hacendario y fiscal en el país, para favorecer a los estados y paralelamente implementar una estrategia integral en materia de seguridad, en la que los gobernantes y la sociedad participen para garantizar la paz y tranquilidad de las familias mexicanas.

En el marco de la Sesión Solemne, con motivo de la entrega del Cuarto Informe de Gobierno del Estado que guarda la administración del Ejecutivo Silvano Aureoles Conejo, a nombre del Grupo Parlamentario del PRD en la LXXIV Legislatura, Antonio Soto llamó a la suma de esfuerzos para consolidar acciones que contribuyan al desarrollo y progreso de Michoacán.

Al hacer uso de la máxima tribuna refirió que la gobernabilidad del estado es diametralmente opuesta a la de 2015: “hoy, las y los michoacanos percibimos la presencia y acción gubernamental en prácticamente todo el territorio. En materia educativa hubo un mejoramiento en 53 de 64 indicadores, con la dignificación de espacios educativos”.

“Todos sabemos las terribles carencias presupuestales por las que atraviesan los estados y municipios, a pesar de ello, reconocemos los esfuerzos que ha realizado el Gobierno de Michoacán, lo cual ha permitido alcanzar avances en varios rubros, sin dejar de reconocer las insuficiencias y rezagos que se tienen ante la falta de recursos”.

A nombre de los integrantes del Grupo Parlamentario del PRD destacó los logros que en materia de seguridad se han logrado en la entidad, al subrayar que los índices delictivos se redujeron por abajo de la media nacional y en el caso de salud, se mejoró la infraestructura, además de que se amplió la cobertura y se reporta 80 por ciento de abasto en medicamentos.

En materia económica, Antonio Soto puntualizó que el empleo formal creció – como no ocurría en muchos años – y aumentaron las exportaciones agroalimentarias, duplicándose el valor económico de la producción, mientras que el turismo tuvo un repunte de casi un millón y medio más de visitantes, al cierre de 2018.

Expuso que los datos oficiales del CONEVAL, que señalan que Michoacán ha sido el estado que más redujo la pobreza en el país, en un 9.3 por ciento, lo que representa más de 400 mil personas, lo que no es poca cosa.

“Señor Gobernador, poderes del estado, fuerzas políticas, económicas y sociales de Michoacán, desde aquí, cuna de las grandes transformaciones nacionales, debemos proponer planteamientos profundos para la resolución de todas estas asignaturas pendientes en el México de nuestros días; con ello, podríamos culminar el tránsito inacabado de un Estado presidencialista, autoritario, corporativo y clientelar a un Estado social, democrático y de derecho”, afirmó.

Los problemas que se viven en Michoacán – remató – no es un tema privativo de este estado, sino un problema nacional, ante lo que urgió a que el Gobierno Federal impulse una convención nacional para terminar con el centralismo presupuestal, hacendario y fiscal, consustancial al viejo régimen, por uno más democrático, justo y equitativo para los tres órdenes de gobierno.

“En el país estamos en espera de que el bienestar social se logre gracias a derechos constitucionales y no sólo mediante programas sociales, a los que se tiene que vigilar que no se les dé uso clientelar y electoral; deben tener un carácter transitorio, porque la aspiración de todo gobierno debe ser el que su gente alcance la plena felicidad, no con una dádiva gubernamental, sino con oportunidades de empleo digno, de ingresos suficientes, de educación, salud y vivienda de calidad y el poder vivir en un ambiente de paz y fraternidad”, exclamó.

Ante el gobernador, representantes de los diversos niveles de gobierno y diputados, hizo mención que ninguna de las fuerzas políticas presentes en el Poder Legislativo pueden renunciar a los logros que en Michoacán se han alcanzado juntos; “no regateemos a nadie su contribución, todos algo o mucho han aportado”.

“No nos engañemos, el molde de la justicia social y de un México próspero y feliz, con crecimiento y desarrollo económico, no está en el pasado autoritario, no está en la economía centralizada ni en la imposición de un esquema absolutista, tampoco está en la subordinación de otros poderes, ni en el sometimiento de los demás niveles de gobierno, está en el de la unidad, el respeto, la tolerancia y el entendimiento”, señaló.

Por lo que, recordó que somos herederos de una Nación con grandes transformaciones: como la Independencia, la Reforma y la Revolución. “Esta etapa que estamos viviendo, a la que se le insiste en denominarla como una cuarta transformación, concediendo sin aceptar que eso fuera cierto, tendríamos que reconocer que el título más apropiado para ella, sería la de la transformación de la Revolución Democrática, porque su inicio no fue como aseguran algunos, de hace unos meses, esta etapa arrancó con el movimiento estudiantil del 68, al que le siguió la Reforma Política del 77, y luego la irrupción popular y el deleznable fraude electoral del 88″.

“En esta etapa, hemos logrado la alternancia en el poder, la creación de varios órganos autónomos, que han garantizado hasta ahora controlar – y no del todo – los abusos de quienes han detentado en este tiempo el poder, se ha avanzado en la transparencia de la acción pública y en la rendición de cuentas, pero sigue siendo ello insuficiente”, finalizó.