LA FISCALÍA  CARNAL

26 DE FEBRERO DE 2019

Para los neófitos en la materia de Procuración de Justicia, nos da lo mismo que se llame Procuraduría o Fiscalía, pero para los más de 33 abogados que aspiraban a la titularidad de esta importante función Estatal, no lo era, pues quien resultara el afortunado, no estaría bajo las órdenes o instrucciones del Gobernador en Turno; es decir, en el proceso a seguir ya no estaría sólo en las manos Gobernador y se esperaba que el Congreso prácticamente actuaría en forma independiente , respetando así, lo que el Congreso debe de ser.

Con anticipación  y antes de la publicación al proceso a seguir, hubo una invitación para quienes les interesaban e participar en este concurso, considerando que los dos poderes inmiscuidos, realizarían a satisfacción plena de la sociedad michoacana.

Desde luego que en tiempos pasados las designaciones, por  mandato de Ley, eran particulares de los gobernadores en turno, pero con las modificaciones realizadas, la Constitución local, tanto el Congreso como el Jefe de Estado, calificarían el nombramiento del mismo  y, sucedió…, lo que ya sucedió.

De los treinta y tres interesados que acudieron al sorteo, confiando en la nueva ley, tres de inmediato renunciaron, sin expresar el porqué de su desinterés;  luego,  los diputados del Congreso eliminaron a 20 postulantes (permítaseme la palabra)  a ser  FISCAL GENERAL DEL ESTADO y que queda prácticamente, quedó  a juicio parcial, tanto del Poder Legislativo, como del Gobernador, con el apoyo indiscutible, de la bancada de  MORENA.

Lamentablemente quedaron fuera del concurso elementos realmente muy valiosos curricularmente, algunos ya había pasado transitado por toda la carrera que culmina con esa posición político administrativa de Justicia y cuyos antecedentes son realmente  importantes y, para muestra, doy un botón.

 De haber actuado el Congreso con independencia total y la bancada de Morena no se hubiera  “oficializado”, hubiera votado mayoritariamente por quien ya había tenido la experiencia suficiente en administraciones anteriores. Me refiero  a quien desde muy joven, fue Dictaminador Jurídico en la Subsecretaria Forestal y de la Fauna, en el Gobierno de la República; Agente del Ministerio Público en Michoacán, Investigador del Fuero Común y  Director de Control de procesos (PGM).

Fue Director administrativo en la Presidencia de Morelia; en sus inicios, fue Abogado Postulante, Agente del Ministerio Público en el gobierno  de la República y Director del Jurídico en el antes Distrito Federal. Además, fue Subprocurador y Procurador de Justicia en el Estado de Michoacán y más tarde fue  electo  Diputado del Congreso de la Unión.

Fue cercano colaborador y amigo del Lic.  Francisco Javier Ovando, asesinado éste en la ciudad de México junto con su auxiliar Román Gil Heraldez, justamente el día en que cerrase la campaña a la presidencia de la República del Ing. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, en Pátzcuaro, en el año  de 1986.

Lamento que la cámara de Diputados no lo haya escogido a él, al Maestro en Ciencias Miguel Ángel Arellano Pulido.