SAMUEL MALDONADO B.

                                                                                           15 de Julio de 2019

    ADOLF HITLER  Y MR. TRUMP                                                                                               Dos tipos de cuidado

Varias definiciones populares existen sobre la palabra psicópata de origen griego,  derivada de Psicología, indicando que ese nombre se interrelaciona directamente con el ser humano y permite afirmar que  los psicópatas tienen una personalidad simpática, que induce  e irradia  confianza en el círculo en que se desarrollan.

Seguramente que por esa característica, tanto Adolfo Hitler como Donald Trump , lograron, el primero,  ser  líder en Alemania y provocar la Segunda Guerra Mundial, mientras el vecino  nuestro, llegará a ser poderoso Presidente de los Espantados Unidos.

El primero de los dos psicópatas enunciados, logró un caos enorme no solamente en Alemania, sino prácticamente en todo el Orbe, mientras que Mr. Trump da sus primeros pasos siguiendo las rutas de Hitler o de Mussolini, pues se pasa el tiempo contradiciéndose de sus promesas y permanentemente, lo que demuestra su conducta  como inestable y peligrosa, no solamente para su propio país, sino para el mundo en lo general.

El tan mencionado Donald, lo que deja ver constantemente, es su variable persona- lidad, misma  que no le  permite mantener una firme y constante definición de sus propios compromisos  lo que genera a su vez que parte de su propio equipo de gobierno duden ya de su racionabilidad.

Un investigador de nombre Robert Hare, en el año de 1991, creo una escala de evaluatoria que ahora permite diagnosticar con precisión los rasgos que caracterizan a tipos como Trump y  otros añorantes del nazismo.

Del griego Psyche, se deriva pues la palabra Psicopatía.  Que no es otra cosa que una enfermedad mental y a quien la padece se  le conoce como psicópata, personaje mismo que se niega a reconocer que es un enfermo mental. Este no está en las condiciones de   aceptar que es un enfermo mental y se vive por estar amenazando a cuantos le contradigan.

Los individuos como Donald Trump, o como el Furher Adolp Hitler, no aceptan,  no reconocen su enfermedad, precisamente porque la padecen, Es un individuo que no reconozca  ni acepte, su enfermedad, por lo que aún sin querer lastima a los que están cerca de él.

Su padecimiento seguramente es producto de un daño neurológico, y su enfermedad con frecuencia lo induce a amenazar o a faltarle al respeto, no solamente a las féminas que se encuentran alrededor de él, sino a gran parte del mundo, no importando clase social a la que pertenezcan. El propio Donald es una permanente amenaza para sus gobernados, estén cerca  o lejos de ese energúmeno presidente de los Espantados Unidos .

Cabe señalar que los antecedentes de ésta amenaza pública internacional que padecemos, va más allá  de nuestra frontera sureña; afecta a toda América del Sur, sean aliados o no del imperialismo  gringo.

Trump amenaza pues a Cuba, a Venezuela, jode a los mexicanos con sus amenazas y conducta alevosa, trata a los sicarios argentinos y brasileños  requete bien y ahora se prepara para expulsar a los emigrados a los EE;UU (doblemente espantados).

En fin, la palabra Psicópata está relacionada  íntimamente con el ser humano, pues es un trastorno social que hace desvariar con frecuencia a Mr. Trump. Su definición indica que es una anomalía neurológica que inicia en el lóbulo frontal del cerebro humano.