SAMUEL MALDONADO B.        

¡NO SALGAS DE TU CASA¡

Las principales autoridades políticas de los  Espantados Unidos, del Canadá y de la Gran Bretaña (fantástico trio de asaltantes históricos y verdaderos piratas o corsarios) acusan al gigante Soviético de “ladrón de datos científicos”, relacionados éstos con una vacuna que, indican, puede ayudar considerablemente a  la resolución de  la crisis endémica que ha penetrado en casi toda la  esfera a la que llamamos Planeta Terrestre.

Ya en siglos pasados, tanto en el viejo mundo, como en el actual,  han ocurrido grandes tragedias como la peste Bubónica- llamada también  Negra Bobina– misma que fue prácticamente Universal y que provocó incontables muertos, sin que esta Negra respetara género, edad o condición física.

Por lo anterior,  me parece muy infantil, trivial o anodina, la terrible acusación hecha  por las principales autoridades de los dos países localizados al Norte de México, mismos que en épocas pasadas fueron verdaderos corsarios (o piratas) que casi desaparecen del globo terrestre a las tribus indígenas y que afortunadamente  todavía prevalecen en todo el territorio de la América conquistada por españoles y por filibusteros  ingleses, que en la actualidad aún con menor dimensión, mantienen esa aberrante conducta .

En nuestro México y en muchos otros Estados del Orbe, nos encontramos  en cuarentena, prácticamente “encerrados, aislados” en nuestros propios hogares, tratando de evitar así males mayores, como los vividas  pandemias y contagios que, pulgas y ratas principalmente, transmitieron al ser humano en el principio del siglos pasados, causando cientos de miles de muertes.

Cabe señalar que un aviso del Centro de Control y Protección de Enfermedades en Los Espantados Unidos, recientemente lanzó un “alerta” indicando que los restaurantes que tuvieron que cerrar (por la epidemia presente), provocó, cito:  “que ratas y ratones (dedos y  cuatro patas) salieron a la calle en búsqueda de alimentos,  robando y asaltando mayormente en las las zonas comerciales, con gran agresividad, provocando el miedo (BBC News, 28 de mayo de 2020).

Es curioso que por el Coronavirus, las alimañas ya mencionadas (los ratones), prácticamente obligaron a los dueños de comercios diferentes a cerrar, pero en forma primordial, a todos aquellos que están relacionados con la venta de alimentos “a fumigar”; pero además, una alerta lanzada por los Centros de Control y Prevención de enfermedades de los Espantados Unidos, (nuestros  buenos vecinos), indican que los roedores, a la falta de alimentos, cambian conducta y  se vuelven  sumamente  agresivos, lo que es natural, pero que provoca ciertas contaminaciones.

Pero no todo es negativo en estos tiempos pandémicos , pues este encierro obligado, nos induce también a analizar nuestra propia conducta y comportamiento, y en muchos casos a corregir o arreglar cosas pendientes en nuestros hogares, lo que se vuelve un valor positivo.

Aun cuando ya científicos de diferentes países están en la búsqueda de un medicamento o vacuna,  valen mucho las recomendaciones de  todos aquellos que por  la naturaleza de su trabajo, desde un principio nos han recomendado permanecer en nuestras casas, salvo que por las actividades propias a desarrollar nos  vemos obligados a alejarnos de nuestros hogares. Esperemos pues que pronto podamos reactivar nuestras labores habituales.

¡Al menos es …mi esperanza¡

 CON MIS SALUDOS