SAMUEL MALDONADO B.

EN CHIHUAHUA  LA DERECHA SE PUDRE

Lo que acontece en Chihuahua no es casual sino artificialmente creado por los que han gobernado a su antojo y no solamente eso, sino que han  permitido  el tráfico de estupefacientes,  el enriquecimiento ilícito y el manejo del agua para beneficio de terratenientes y funcionarios públicos e incluso asesinatos a mansalva.

Lo que ha sucedido  en la Boquilla,  no es casual de ninguna manera sino premeditado,  lo que ha provocado ya un muerto y algunos lastimados debido a la prepotencia de ricos agricultores y un grupo numeroso de caciques, mismos que posen armas de alto poder,  y  junto con el Gobernador l mismo gobernador actúan con fines políticos.

La toma de la Presa, que es Federal, la tomaron los agricultores y  con esta actitud, complican  e inducen un conflicto entre  con  la Guardia Nacional y  complica las relaciones con los Espantados Unidos.

Los conflictos en Chihuahua, no son de ahora, recordemos el asesinato de una periodista de  La Jornada (Miroslava Breach)  misma que señalaba  las acciones recurrentes del “crimen organizado” en el Estado norteño.

pero el problema no es el agua, sino la estupidez de un gobernante de derecha que debiera auto analizarse y  preguntarse el mismo:

¿De quién es el agua?

¿Cuáles son las reglas para su uso?

¿Cuánta agua hay actualmente en las presas del estado?

¿Desde cuando se ha estado pagado realmente a los Espantados Unidos?

¿Cuánto debe pagarse según el tratado?

¿Qué recibe México a cambio?

La actitud del des gobernador de Chihuahua es verdaderamente bochornosa, lastimosa,  o simplemente negativa, y debiera ser él quien interviniera en el conflicto por el agua y platicar desde luego con los agricultores chihuahuenses, comentarlo con el jefe de la nación, que le guste o no, es otro problema personal,   no de corte político y desde luego, si su intelecto le da para más, que busque a otras superiores autoridades para buscar unas salida adecuada y dejarse de chismes caseros o de rencores políticos.

Razonar y que se entienda que el agua no tiene dueño, ¡es una fortuna de la naturaleza, para todos los seres vivientes, desde luego que también para todos los trogloditas que somos de dos pata se todos¡

Utilizar las armas para poseer el agua, no es el camino, pues el agua no es propiedad de nadie y, reitero, ¡ Es de Todos¡.

¡Que no permitan que se les haga duro el engrudo¡

Finalmente vaya una recomendación al gobernador chihuahueño:

¡No haga corajes y procure que se garantice la dotación de agua en el siguiente ciclo agrícola¡