Ciudad de México, a 11 de junio de 2019.- En el marco del Día Mundial del Cáncer de Próstata, el Director General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda, hizo un llamado a la población masculina a desechar prejuicios y tomar conciencia sobre la importancia de realizarse un chequeo anual para identificar sospecha diagnóstica de esta enfermedad, primera causa de muerte por cáncer en el hombre.

Tras establecer que cada año en el mundo se registran 1.3 millones de nuevos casos y mueren 360 mil personas por cáncer de próstata, el Director General destacó que el Instituto ofrece las pruebas de tamizaje de antígeno prostático en las Jornadas de Bienestar “El ISSSTE Contigo” que visitan las dependencias públicas en todo el país, donde trabajadores, derechohabientes y público en general pueden beneficiarse.

Dado que la edad avanzada es uno de los principales factores de riesgo para el cáncer de próstata, el titular del Instituto exhortó a los hombres con antecedentes familiares de la enfermedad a acudir a su chequeo preventivo anual a partir de los 45 años, y a los que no tienen antecedente familiares, hacerlo cada año a partir de los 50 de edad. “Nuestra meta es incrementar el diagnóstico oportuno de cáncer de próstata cuando es curable”, enfatizó.

Alertó a los hombres derechohabientes a “no confiarse, ya que entre 60 y 70 por ciento de los casos de cáncer de próstata, no duelen y no dan síntomas específicos”; cuando éstos se presentan puede ser que ya este extendido en ganglios pélvicos, huesos e incluso hígado y pulmones.

Por su parte, Alejandro Alías Melgar, urólogo y coordinador de Cirugía del Centro Médico Nacional (CMN) “20 de Noviembre”, destacó que reportes mundiales estiman que en Latinoamérica el cáncer de próstata ocupa el tercer lugar en frecuencia en población general, después del pulmón y el de mama; con un impacto anual de 150 mil a 152 mil nuevos casos en la región y de 51 mil muertes; mientras que en México se registran 27 casos y 11 muertes por cada 100 mil habitantes.

Explicó que “el Instituto dispone de tres pruebas para calcular la probabilidad de padecer cáncer de próstata con diferentes grados de certeza, de 16 a 20 por ciento para el antígeno prostático en sangre, de 30 por ciento para el tacto rectal y 60 por ciento para el ultrasonido; la combinación de las tres pruebas nos permite identificar una probabilidad para cáncer de hasta 75 por ciento e identificar a los pacientes que requieren una biopsia para confirmar el diagnóstico”.

Alías Melgar refirió que el tratamiento del cáncer de próstata en etapas avanzadas ha registrado importantes adelantos; “hace 15 años los tratamientos se limitaban a las quimioterapias y los pacientes morían en un lapso promedio de 12 meses. Actualmente el CMN “20 de Noviembre” dispone de avanzados tratamientos dirigidos a controlar el crecimiento del tumor a nivel celular, lo que nos permite brindar a los pacientes una sobrevida con calidad de hasta 5 años”, afirmó.

A su vez, el jefe de urología del CMN “20 de Noviembre”, Roberto Cortés Betancourt, explicó que “en México 70 por ciento de las detecciones de cáncer prostático se hacen en etapas avanzadas cuando los riesgos para la salud de los pacientes se incrementan y los costos en su tratamiento de control se multiplican exponencialmente, a diferencia de países europeos donde el 70 por ciento de las detecciones se hace en etapas tempranas.

El reto en México y en el ISSSTE, reiteró Cortés Betancourt, es que los hombres mexicanos desechen prejuicios y acudan a realizarse su chequeo anual para aumentar la detección oportuna de cáncer de próstata y con ello abatir muertes que se pueden evitar, concluyó.