Ciudad de México, a 28 de marzo de 2019.-Médicos del Hospital Regional “Gral. Ignacio Zaragoza”, encabezados por Lincy Laura Cruz Sánchez, bióloga de la reproducción y cirujana laparoscopista ginecológica, encontraron dos úteros a niña de 13 años durante una cirugía robótica que se le realizó por presunta sospecha de un quiste. El resultado fue exitoso al lograron extirpar el útero disfuncional y reconstruir la anatomía preservando sus funciones.

En conferencia de prensa, la especialista Lincy Cruz informó que la presencia de dos úteros en mujeres es de muy baja incidencia, “solo hay 200 casos reportados en la literatura mundial y se estima que afecta a 1 de cada 6 mil mujeres”.

Explicó que el nombre científico de esta malformación congénita que afectaba a la niña Aleyda Guadalupe es “Síndrome de Herlyn Werner Wunderlich” y viene acompañada de una triada de alteraciones anatómicas: “doble útero, presencia de un solo riñón y vagina ciega, es decir, tiene el conducto vaginal pero como tiene formados dos úteros una parte del segundo útero no tiene salida”.

Puntualizó que mediante un procedimiento “complicado y de alto riesgo”, con el robot Da Vinci SI, le fue retirado el útero infuncional a la menor, ya que le había ocasionado múltiples adherencias.

Además, se realizó el cierre de la hemivagina, conducto vaginal al útero afectado, “logramos la preservación del útero sano y las estructuras anatómicas reproductivas y urológicas”.

Con esta operación, comentó la especialista en cirugía robótica, se liberó a la niña de un dolor de espalda y abdominal agudo e incapacitante, que durante seis meses le ocasionó faltas recurrentes a la escuela y ameritó varios ingresos hospitalarios en cirugía pediátrica, oncología pediátrica y cirugía robótica de ginecología, “donde encontramos y corregimos la causa de su padecimiento para devolverle a la paciente su calidad de vida”, subrayó.

Precisó que su diagnóstico de esta malformación congénita “es complejo y la mayoría se realizan por hallazgo quirúrgico, como fue el caso de Aleyda, pero el mayor riesgo, dijo, es que puede ocasionar infertilidad o que el útero no funcional se llene de sangre y pus y provoque infecciones a órganos colindantes, lo que amerita una cirugía de urgencia”, por eso su principal signo es dolor agudo y persistente durante la menstruación.

La paciente, Aleyda Guadalupe, quien radica en Ixtapaluca, Estado de México, y cursa el segundo de secundaria, expresó: “agradezco a los médicos del ISSSTE porque me quitaron ese dolor tan fuerte, yo creía que me iba a morir”.

El equipo de especialistas médicos que participaron en la cirugía robótica estuvo integrado, además, por Alma Mayela González Garza, Alejandra Gabriela López Chávez y Rodrigo Ruz Barros, y en la parte logística por el Coordinador de Gineco Obstetricia, Arnulfo Cañas Trujillo.

Por su parte, el Coordinador de Programas Especiales, del Hospital Regional “Gral. Ignacio Zaragoza”, Alfred Paul Burguess Valdez Flaquer, destacó que el ISSSTE está a la vanguardia en cirugía robótica, ya que cuenta con 3 sistemas de robot Da Vinci de 7 que hay en instituciones públicas en México. Precisó que el sistema de cirugía robótica Da Vinci SI del Hospital Regional “Gral. Ignacio Zaragoza” beneficia a pacientes del oriente de la Ciudad de México, el Estado de México y Chiapas.

“En cuatro meses y medio en el Hospital Regional ‘General Ignacio Zaragoza’ se han realizado 105 cirugías robóticas en las especialidades quirúrgicas de urología, ginecología, bariatría y cirugía general. Estimamos que al cierre del 2019 habremos realizado 320 procedimientos”, concluyó.

Por último, la señora Marlen Cardoso, madre de la paciente, agradeció que le hubieran salvado a su hija “desde que llegué al ISSSTE a urgencias hasta el 14 de febrero que le hicieron la cirugía robótica a mi hija, tanto las enfermeras como las doctoras nos brindaron un excelente trato; no tengo palabras para agradecerles que la hayan curado”.