Por Héctor Torres

Tras afirmar que sin la participación ciudadana poco se puede hacer para abatir los índices de inseguridad, el diputado por el Distrito XIII, Apatzingán, Sergio Ochoa Vázquez, sugirió que el excesivo gasto burocrático que implica la movilización de, prácticamente, todo el aparato gubernamental a Cenobio Moreno, Úspero y Pinzándaro, sería más redituable si se aplica directamente al desarrollo e infraestructura de esas comunidades.

Ochoa Vázquez señaló que en la región de tierra caliente siguen sucediendo cosas lamentables y afirmó que se requiere una mayor y mejor coordinación entre los tres órdenes de gobierno.

No bastan las buenas intenciones, subrayó, se ocupa revisar las estrategias de seguridad que se vienen planteando, rescatar los valores cívicos de los ciudadanos, porque en este momento, “hay que reconocerlo”, se ha perdido la credibilidad y el respeto hacia las instituciones, y cada quien vela por sus intereses particulares haciendo a un lado el bien común”.

Puntualizó que en materia de seguridad no solamente se necesitan más policías, sino que se precisa de un proyecto integral en el que la ciudadanía se integre y participe.

Mencionó que el abandono y la irresponsabilidad de las administraciones hacia las comunidades, provocó que  los jóvenes fueran “un capital muy redituable para el crimen organizado”, y a veces toman como ejemplo para progresar a “una persona que no va por la legalidad”.

Para revertir eso, dijo, es preciso ofertarles oportunidades de empleo, salud, educación, “no nada más ocupamos más policías, también necesitamos invertirle a las comunidades rurales de tierra caliente”.

Y es que, reiteró, hay que rescatar las fuentes en las que se nutre el crimen organizado, esto es hay que inyectarle recursos a las comunidades rurales, a las colonias marginadas y a la clase social que se le dificulta el día a día para salir adelante.

Ochoa Vázquez dijo que ya no ha ido a las visitas que el gobernador realiza a Cenobio Moreno, Úspero y Pinzándaro porque, desde su punto de vista, no ocupa ir tan seguido, “se gasta mucho en el gasto burocrático” y es mejor que deje dicho en qué y cómo se va a apoyar.

Mencionó que el mandatario debe visitar esas comunidades cada 45 días o cada dos meses porque los gastos que representa la movilización de todo el aparato de gobierno serían más redituables si se aplican directamente al desarrollo e infraestructura de Cenobio Moreno, Pinzándaro y Úspero.

Qué bueno que haya atención para esas comunidades, “están en mi región”, pero Michoacán es mucho más que  Cenobio Moreno, Pinzándaro y Úspero y todo el estado requiere ser atendido.

Confianza en Juan Bernardo Corona

Confió en que con el cambio en la Secretaría de Seguridad Pública se obtengan mejores resultados, pues consideró que el nuevo responsable de esa área, Juan Bernardo Corona Martínez, reúne las condiciones, el perfil y la experiencia “que requerimos”.

De Juan Bernardo Corona dijo que en lo particular es su amigo, tiene la experiencia, conoce lo que se está viviendo en Michoacán “y creo que puede aportar mucho”.

El Mando Único no ha dado los resultados esperados

Por otro lado comentó que el Mando Único nació, precisamente, para mejorar las condiciones de seguridad en los municipios, pero “al parecer los resultados no son los que todos esperábamos y hay señalamientos tanto de nosotros los diputados, en general, como de los propios presidentes municipales, en el sentido de que los resultados no son los que la ciudadanía está esperando”.

Dijo que se espera que con las adecuaciones que hizo el Ejecutivo a su gabinete se tengan mejores resultados, y esto “quizá termine con los favores políticos que se pueden dar al inicio de administración y hoy en día se pongan ya los perfiles que más se necesitan en cada una de las áreas para poder exigirles mejores resultados”.