Apatzingán, Michoacán, a 13 de junio de 2020.- Derivado del operativo de vigilancia sanitaria para mitigar la propagación del COVID-19 en Apatzingán, 21 establecimientos no esenciales fueron suspendidos por no cumplir con las medidas establecidas por el Gobierno del Estado para la Nueva Convivencia.

La acción fue llevada a cabo por la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), a través de la  Comisión Estatal para Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris), que verificó un total de 228 comercios, -153 esenciales y 75 no esenciales-.

Entre los comercios que fueron suspendidos, se encuentran servicios de instalación de audio y video, polarizado de autos y maquinitas, entre otros, los cuales además de no cumplir con las medidas de prevención, brindan servicios no esenciales a la población.

Asimismo, como medida de fomento sanitario se colocaron 456 posters y distribuyeron 832 trípticos informativos sobre los cuidados que los ciudadanos deben implementar para evitar contagiarse.

Durante el operativo participaron además, elementos de la Guardia Nacional, Policía Michoacán y Municipal, así como de Protección Civil del Estado y municipio.