Lázaro Cárdenas, Mich., junio 22 de 2020.- “La negligencia de un ayuntamiento que fue omiso ante el riesgo por el Covid-19 y los proyectos elaborados en las rodillas de la autoridad responsable del transporte en Michoacán, colocaron el servicio de transporte público en un delgado hilo que está por romperse y en tanto, el riesgo continúa” destacó el dirigente de la “Asociación de Transportistas de Lázaro Cárdenas”, Antonio Reynoso Calvillo quien llamó a los usuarios a establecer una alianza para evitar riesgos.

“En el puerto hay terror y hay muerte; esto no va a parar y se ocupa que las autoridades tanto municipal como estatal, recapaciten en su política de atención a la contingencia, que cuiden de este pueblo, que establezcan protocolos serios con las empresas en base al pulso real de un puerto que ocupa de planes integrales y no de remiendos”, llamó el líder transportista.

Y añadió que, es claro que a la presidenta municipal, María Itzé Camacho Zapiain, no tuvo la capacidad para operar estrategias de prevención ante la contingencia por el Covid; al ser omisa, los tiempos la alcanzaron con los dedos en la puerta; cuando el estado intervino, ya había personas contagiadas y hasta la fecha, el municipio reporta los índices más altos a nivel estatal. No consideró que Lázaro Cárdenas es un puerto que recibe embarcaciones de diversos países, tampoco que tiene la responsabilidad de toda la población y menos aún, que debe responder porque el riesgo sigue latente, detalló.

Ante esta situación, el dirigente de esta asociación adherida a la Comisión Reguladora del Transporte (CRT), hizo un llamado a los usuarios a establecer una alianza y cuidarse mutuamente atendiendo los protocolos de prevención como el uso obligado de cubre bocas, la sana distancia, utilizar gel antibacterial y hablar lo menos posible durante sus traslados, “vamos cuidándonos nosotros porque nuestra vida está en riesgo”, añadió Reynoso Calvillo al dirigirse a quienes utilizan el servicio y les recordó, que las unidades se sanitizan en cada vuelta pero todos, “debemos cuidarnos par cuidarlas”.

También, llamó a Camacho Zapiain para que considere la situación de los transportistas y les otorgue apoyos alimentarios y de créditos con intereses blandos porque informó que, “el hilo en varios casos, ya se rompió, las mensualidades para el pago de las unidades financiadas no espera; no se les han hecho los servicios y en consecuencia, el desgaste será mayúsculo”.

En el mismo sentido abundó que, “a duras penas alcanzan a salir algunos pesos para que los choferes medio alimenten a sus familias. Nos pegó muy duro el suspender el servicio en fin de semana con las medidas de la Cocotra, mismas que la alcaldesa no fue capaz de disuadir y que juntos ayuntamiento y esta instancia buscaran otras alternativas. Ya constataron que le pegaron a la gente que menos tiene, a trabajadores obreros sobre todo a los que laboran de noche y, a enfermos que ocupan trasladarse a clínicas entre otros casos”.

De las cifras:

A diario se reportan cifras que colocan al puerto como el de mayor riesgo y contagio, pero hay una realidad que se vive en el puerto y esa, no está plasmada en las publicaciones oficiales. “Los habitantes de este lugar nos conocemos y cada día sumamos más fallecimientos con actas de defunción unas por Covid  y otras que reflejan causas ajenas al contagio, pero hay profesionales que constatan que ese virus afecta órganos del cuerpo, mayormente los pulmones así que en el concepto de la causa de la muerte señalan que se trató de una deficiencia pulmonar”.

En el puerto hay terror y hay muerte reiteró al mencionar que, “los transportistas como parte de uno de los sectores que conforman la sociedad, estamos de acuerdo en continuar con las medidas de prevención pero igual que el resto de la población, ocupamos de rumbo, de dirección y de seriedad en los apoyos a la ciudadanía y que no los etiqueten con compromisos ni promesas electoreras solo así podremos avanzar parejos” expresó finalmente Reynoso Calvillo.