El legislador priísta Roberto Carlos López García señaló que Michoacán necesita transitar a una cultura de la fiscalización sin distingos políticos o partidistas

Morelia; Michoacán, 01 de agosto de 2017.-  “En Michoacán urge fortalecer a los órganos de control y fiscalización al dotarlos de mejores instrumentos legales” señaló el diputado priísta Roberto Carlos López García, quien reconoció que la entidad no se ha distinguido por la agilidad y eficacia de sus órganos de control administrativo, de auditoría técnica y de fiscalización de la contabilidad gubernamental.

Al referirse al cúmulo de casos que tienen en sus manos tanto la titular de la Coordinación de Contraloría como el titular de la Auditoría Superior de Michoacán, el legislador tricolor advirtió que el contraste entre lo que hacen otros estados y Michoacán en materia de fiscalización, es abismal, lo que quiere decir que hay una necesidad de mejorar los instrumentos legales y a su vez fortalecer a los órganos de control y de fiscalización.

Para el legislador, existe una imperiosa necesidad de limpiar la percepción que tienen los ciudadanos del servicio y de la vida pública en el estado, siendo ésta la única vía para reconciliar a la sociedad con los titulares de dependencias gubernamentales y que se desempeñan en la función pública.

En este sentido, el también presidente del Comité de Administración y Control del Congreso del Estado agregó que el momento oportuno para hacerlo, “es ahora, cuando la sociedad exige reabrir casos y expedientes de obra pública que en su momento fueron cuestionados, y en momentos en que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y otras instancias federales tienen en la mira a Michoacán como foco rojo en el ejercicio de recursos públicos”.

Finalmente enfatizó que “para pretender vivir en casa de cristal, donde todo es transparente, debemos transitar en una cultura de rendición de cuentas y fiscalización sin distingos políticos o partidistas, de cara a la sociedad que está pendiente del gasto de su dinero”.